Jueves, 1 de Mayo de 2008

"Si los inmigrantes no cumplen, ¿los expulsarán a Murcia o a Andalucía?"

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, cree que a la Ley de Integración del Inmigrante propuesta por Camps "le falta rigor", y se muestra partidario de fijar una política en consonancia con la UE

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·01/05/2008 - 12:35h

EFE - El titular de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, dijo hoy que a la Ley de Integración del Inmigrante propuesta por la Generalitat Valenciana "le falta rigor", y que "lo que hay que hacer" es fijar una política de inmigración en consonancia con la del resto de países de la Unión Europea (UE).

En declaraciones a Punto Radio y coincidiendo con el Día Internacional del Trabajo, Corbacho señaló que lo que las comunidades autónomas deben hacer es crear "leyes sectoriales" que refuercen la competencia y autoridad de los alcaldes "para hacer cumplir las normativas municipales en sus ciudades".

El ministro apuntó que las costumbres pueden variar incluso dentro de la misma región y se preguntó que ocurriría si alguien no cumpliera alguna de las cláusulas del "contrato de integración civil" propuesto por la Generalitat. "¿Lo expulsarían entonces a Murcia o a Andalucía?", dijo.

Para Corbacho la política de inmigración de España debe corresponderse con la de la Unión Europea en cuanto a la fijación de los controles fronterizos y de los contingentes que la UE necesita. En este sentido, reiteró su "voluntad de diálogo" para alcanzar un pacto con el resto de partidos políticos en esta materia y recordó que "a España vendrán todos los inmigrantes que se necesiten, pero con contrato de trabajo".

Repatriación de inmigrantes en paro 

Corbacho anunció que no está a favor de la "repatriación" de aquellos inmigrantes en situación de desempleo, aunque dijo que el Gobierno les dará la oportunidad de "capitalizar sus derechos" para que puedan irse a sus países voluntariamente si así lo desean, nunca obligados.

Dijo que en la actual situación de desaceleración económica España no necesita demasiada mano de obra, pero no descartó que dentro de tres o cuatro años cuando la economía mejore "haya que ir a buscar mano de obra".

El ministro también se refirió a la propuesta de los sindicatos de elevar el salario mínimo, dijo que éstos deberán entender que hay que superar la actual coyuntura.

Pero aseguró no compartir las reticencias de la CEOE de subir los salarios en la actual situación económica porque, a su juicio, los ciudadanos no pueden perder poder adquisitivo ya que sino difícilmente se acelerará el consumo.

Corbacho se refirió al pronunciamiento de ayer del Banco de España sobre la deducción de 400 euros en el IRPF de asalariados, autónomos y pensionistas, que dijo que esta medida tal vez no consiga reactivar el consumo. El ministro dijo que la iniciativa socialista será en cualquier caso positiva porque conseguirá aumentar o bien la tasa de ahorro o el consumo.