Miércoles, 30 de Abril de 2008

El Ciudad Real conquista la Liga Asobal tras imponerse al Barça

Los manchegos pueden poner el broche de oro a una espléndida temporada si ganan al Kiel en la final de la Champions

AGENCIAS ·30/04/2008 - 23:40h

EFE - Los jugadores del Ciudad Real celebran el título de Liga conseguido ante el Barcelona.

El BM Ciudad Real se ha proclamado hoy campeón de la Liga Asobal después de vencer (29-24) al FC Barcelona en el partido correspondiente a la vigésimo novena jornada del Campeonato, que remontaron en la segunda parte de un choque hasta entonces igualado.

Los manchegos se encontraron con un Barça confiado que plantó cara a su rival y dominó el encuentro durante una gran parte del mismo. Sin embargo, la expulsión de Iker Romero y la lesión de Rubén Garabaya acabaron minando a los barcelonistas, que no aguantaron el ritmo al final y terminaron sucumbiendo.

El Barcelona saltó a la cancha convencido de su necesidad de ganar para poder seguir aspirando al título y se mostraron más incisivos que sus rivales. Así, lograron ponerse por delante y dominar en el marcador durante todos los primeros 30 minutos del choque.

Las defensas fueron las grandes protagonistas en este primer tiempo, impidiendo que los dos mejores ataques de la liga ofrecieran sus mejores versiones. Por ello, y dada la tensión existente en la cancha, el ritmo fue muy cortado y el Barça se benefició de ello, superando la expulsión por agresión de Iker Romero, uno de sus puntales arriba.

El Barça luchó en todo momento 

Pese a que los de Manolo Cadenas parecían estar más cómodos, el partido fue muy igualado hasta el final del primer periodo, cuando el Barça se puso tres goles por delante (12-15). Esta ventaja, fue creciendo en la reanudación y los blaugrana llegaron a disfrutar de cinco tantos de ventaja.

La gran labor de Nagy tanto en ataque como en defensa y la movilidad de Juanín García permitieron al Barcelona dar la sensación de que se llevarían el encuentro en los primeros diez minutos del segundo tiempo. Sin embargo, los locales, empujados por su público, apretaron en defensa y comenzaron a corregir las sucesivas pérdidas cometidas hasta el momento y que había aprovechado muy bien el Barcelona.

Con paciencia fueron remontando y tras unos minutos de constantes empates los manchegos se pusieron por delante a falta de diez minutos para el final. El cansancio comenzó a hacer mella en los 'culés' y los de Dujshebaev se hicieron dueños del partido, manejando a su antojo su ventaja (29-24).

Con esta victoria, el BM Ciudad Real certificó su tercer título de Liga después de los conquistados en las temporadas 2003/2004 y 2006/2007. Además, los de Dujshebaev suman así su quinto trofeo consecutivo y firman un año espectacular, con victorias en la Supercopa de España y la Copa del Rey, en el que aún les queda un título en juego, la Liga de Campeones, que abrirá su final el próximo fin de semana.