Miércoles, 30 de Abril de 2008

Los duques de Palma infringen la ley sobre dos ruedas

Denuncian a la infanta Cristina y a su marido por varias infracciones

ALBERT MARTÍN VIDAL ·30/04/2008 - 21:41h

Puede parecer un bucólico paseo familiar en bicicleta. Craso error. Las fotografías que muestran a la infanta Cristina y a Iñaki Urdangarín circulando sobre dos ruedas con sus cuatro hijos por las calles de Barcelona son pruebas del flagrante incumplimiento de la ordenanza de circulación vigente en la ciudad.

La Asociación por la Defensa de la Bicicleta ha tomado la insólita decisión de demandar a los duques de Palma tras hojear un ejemplar de la revista ¡Hola! del pasado 12 de diciembre, en que aparecía un amplio reportaje con hasta seis imágenes de una excursión de los Urdangarín-Borbón por las calles del distrito de Sarrià-Sant Gervasi como protesta contra esta normativa.

El representante legal de esta asociación, Roberto Castro, explicita en la demanda que la iniciativa surge de la "imposibilidad de cumplir con una ordenanza inaplicable". "Esta denuncia constituye una acción reivindicativa para poner en evidencia que dicha normativa municipal ni siquiera puede ser cumplida por la familia con mayor estatus social de Barcelona, la cual, precisamente por este motivo, viene obligada a actuar con extremo civismo", puede leerse en el comunicado. "Consideramos que procede la inmediata derogación de tal legislación porque, por su carácter antisocial, hace imposible su cumplimiento, incluso por los miembros de la casa real".

Cuatro infracciones

La denuncia administrativa incorpora un didáctico estudio de las imágenes del dominical paseo en velocípedo de los miembros de la familia real, que permite comprobar las trampas que entraña este medio de transporte a la hora de utilizarlo en Barcelona.

Según apunta el escrito que deberá estudiar el Ayuntamiento, las fotografías muestran "sin ningún género de dudas" hasta cuatro infracciones que afectan a la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, al Reglamento General de Circulación y a la citada Ordenanza de Circulación de Vehículos y Transeúntes. Circular "desordenadamente" por la calzada en un nutrido pelotón de hasta seis biciclos -los guardaespaldas quedan incluidos en la demanda-, irrumpir en los pasos de peatones, falta de luces o elementos reflectantes y circular por aceras de una anchura inferior a los cinco metros son los hechos denunciados en un escrito que se pregunta también si la silla adicional y el casco que porta la infanta Irene están homologados. Las multas en un caso así rondan los 100 euros, que se quedan en 50 si el importe se satisface en un breve periodo de tiempo, por lo que los duques de Palma pueden ser obligados a pagar entre 200 y 400 euros.

Los colectivos de ciclistas de Barcelona protestaron repetidamente contra estas normas por considerar que eran inasumibles. Tal vez ahora encuentren nuevos y poderosos aliados.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad