Miércoles, 30 de Abril de 2008

Salarios dignos y diálogo social frente a la crisis

Los sindicatos plantean sus reivindicaciones en el marco del ajuste económico : cambio de modelo productivo, garantías para el poder adquisitivo de los trabajadores e igualdad

BELÉN CARREÑO ·30/04/2008 - 21:34h



La historia del Primero de Mayo es paradójica en sí misma. Por supuesto, arranca un Primero de Mayo de 1886, cuando alrededor de 34.000 trabajadores estadounidenses se pusieron en huelga para conseguir una jornada laboral de 48 horas semanales. La protesta finalizó con una masacre y un juicio amañado contra los líderes anarquistas y socialistas que fueron ahorcados un año y medio después.

En 1890, se decidió elegir el Primero de Mayo como la fiesta de los trabajadores en todo el mundo. ¿En todo el mundo? No, en EEUU, se conservó la tradición de celebrar el día del Trabajo el primer lunes de septiembre. Así, el país que dio origen a una de las celebraciones más emblemáticas del sindicalismo ha logrado casi borrar el recuerdo de aquellos trágicos acontecimientos.

Con todo, la lucha de los trabajadores que se conmemora hoy ha evolucionado al compás de los logros sociales y los retos de un mercado laboral y un mundo globalizado.

Salario digno

"Es el momento de la igualdad, el salario digno y la inversión productiva" corean este año las organizaciones sindicales españolas. Y, es que, este Primero de Mayo está enmarcado en un contexto de desaceleración económica, un marco en el que no se celebraba una marcha como la de hoy desde hace casi quince años. Los sindicatos quieren llevar a las calles la defensa del poder adquisitivo de los trabajadores, que corre peligro de verse mermado por la inflación o por las consecuencias de la crisis.

La red social que se ha tejido es el principal soporte de los trabajadores 

Desde UGT, Cándido Méndez recuerda que los incrementos salariales son beneficiosos y no perjudican ni al impulso económico ni al empleo.

Los sindicatos plantan cara así a los consejos vertidos desde el Gobierno y los organismos internacionales de no incorporar la subida de la inflación a los salarios por temor a una espiral de precios. Como respuesta, CCOO pide que se acelere el cierre de los convenios que incorporan la cláusula de salvaguarda (la que se activa con la inflación) para proteger la capacidad de compra de los trabajadores.

En línea con la consecución de una retribución digna, demanda que este año han hecho suya todos los sindicatos europeos, está la petición del incremento del salario mínimo. Aunque el PSOE introdujo en su programa electoral subirlo desde los 600 euros actuales a 800 en 2012, la patronal ha pedido congelarlo hasta salir del bache económico.

Los sindicatos han manifestado su disconformidad con esta petición y la urgencia de asimilar el salario mínimo español al de los países vecinos (en Francia es de 1.308 euros desde hoy).

Se reclama una mayor inversión en industria e infraestructuras 

Este tema se llevará al diálogo social, cuya apertura también se reclama hoy con fuerza en la calle. "Ya ha pasado tiempo suficiente, esperamos que todos nos pongamos las pilas, el Gobierno, las Administraciones autonómicas, los empresarios [...] para abrir un proceso de diálogo social que nos permita contrarrestar la situación de desaceleración económica", insta Méndez.

Precisamente, contra el frenazo de la economía va la petición de la inversión productiva. "Debemos cambiar nuestro modelo otorgando mayor peso a la industria y la tecnología, con más inversiones en estos campos, así como en infraestructuras, equipamientos y capital humano", sentencia Fidalgo.

Por último, la igualdad vuelve ser por tercer año consecutivo el eje de las peticiones del Primero de Mayo. Y, es que, aunque la mujer ya no es una ciudadana de segunda, en muchos aspectos, es una trabajadora de tercera. En cualquier caso, además de para la reivindicación hoy es un día para celebrar los avances en derechos laborales que se han logrado en la historia del Primero de Mayo.

30 años en libertad

En España se cumplen treinta años desde que se conmemoró esta fiesta en libertad. Julián Ariza, actual director de la Fundación del Primero de Mayo, destaca el incremento de coberturas sociales como el principal avance de estos treinta años. La prestación por enfermedad, por desempleo, por maternidad, la jubilación... son algunos de los hitos alcanzados en estas últimas tres décadas de sindicalismo en libertad.

Eso sí, Ariza extraña las manifestaciones masivas de principios de los ochenta, cuando la gente salía a la calle para estrenar sus derechos. "El bienestar social que hemos conseguido empuja a los trabajadores a irse de puente en lugar de manifestarse", musita nostálgico este histórico de CCOO. Paradojas del Primero de Mayo...

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad