Miércoles, 30 de Abril de 2008

Sarkozy concluye su visita a Túnez criticada por los defensores de los derechos humanos

EFE ·30/04/2008 - 17:15h

EFE - La esposa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, Carla Bruni se coloca un velo islámico durante su visita a la mezquita Zitouna en Túnez, el 29 de abril. Sarkozy y su reciente esposa se encuentran de visita oficial de tres días de duración en el país.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, regresó hoy a París al término de una visita de Estado a Túnez en la que elogió al régimen tunecino y fue criticado por los defensores de los derechos humanos.

Sarkozy, en un último discurso pronunciado esta mañana en el Instituto de Ciencias Aplicadas (ICA), afirmó que Túnez es el ejemplo mismo del país que ha sido amenazado por el extremismo y le ha hecho frente con éxito.

"Si Túnez fracasara en esa empresa, se abriría la puerta a una guerra de religión y a un choque de civilizaciones", dijo el Presidente francés, para justificar su apoyo político al régimen de Zine el Abidín Ben Alí

Sarkozy abogó por una amistad fecunda entre musulmanes y europeos, y defendió su proyecto de Unión para el Mediterráneo, que llevará el 13 de julio a la cumbre de Jefes de Estado de la Unión Europea (UE) y de los países ribereños.

El Presidente francés admitió que las relaciones entre palestinos e israelíes son uno de los temas conflictivos de la futura cumbre, pero señaló que ello no debe ser motivo para rehusar a la amistad y el entendimiento "para dejar a nuestros hijos un futuro que no sea de odio, fanatismo u oscurantismo".

"Si la Unión para el Mediterráneo se convierte en una realidad, cambiará el mundo" dijo, tras expresar sus críticas al proceso de cooperación euromediterráneo abierto en la ciudad de Barcelona en noviembre de 1995.

Si "Barcelona no funcionó" se debió a que fue concebido "por el Norte hacia el Sur", en tanto que este proyecto será concebido en todos sus capítulos entre unos y otros "porque la Unión va a crearse sobre una igualdad de derechos y deberes", añadió Sarzoky.

Las palabras de Sarkozy en referencia a las libertades en Túnez no fueron bien acogidas por las organizaciones no gubernamentales que defienden los derechos humanos.

El Presidente francés, en su primer discurso dijo que "las libertades progresan en Túnez", aunque añadió que él no había venido a este país "para dar lecciones".

La Secretaria de Estado de Derechos Humanos, Rama Yade, se reunió con el presidente de la Liga Tunecina de Derechos Humanos (LTDH), el letrado Mokhtar Trifi, pero rehusó hacer declaraciones.