Martes, 29 de Abril de 2008

Cáncer, de ratones a seres humanos

El CNIO propone a la Comunidad de Madrid probar nuevos fármacos en pacientes

ANTONIO GONZÁLEZ ·29/04/2008 - 20:59h

EFE - El director del CNIO, Mariano Barbacid, en su intervención en el Foro de la Nueva Sociedad, en Madrid.

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), una de las entidades más importantes de España en investigación del cáncer, se ha propuesto dar un paso adelante para llegar hasta los pacientes. El director del centro, Mariano Barbacid, anunció este martes que mantiene conversaciones con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para que el Hospital Carlos III albergue un proyecto de investigación clínica con el fin de probar en pacientes tratamientos experimentales desarrollados en el CNIO. “Por el momento sólo podemos curar el cáncer a los ratones; si realmente queremos curar el cáncer, hay que llegar a los pacientes”, señaló Barbacid, que cree que cuando salga adelante este proyecto el CNIO se convertirá “en un centro integral de cáncer”.

Barbacid, que intervino en Madrid en un encuentro organizado por el Foro de la Nueva Sociedad, considera que se trata de un plan, “relativamente fácil de llevar a cabo si hay voluntad política”, que incrementaría la investigación clínica del cáncer en España, que “necesita un empuje”. En este sentido, indicó que en Madrid sólo hay hoy tres unidades hospitalarias donde se pueden probar nuevos fármacos contra el cáncer en fase I –la primera etapa de un ensayo clínico en seres humanos–. “Cualquier hospital de Boston tiene más”, remachó.

Según fuentes del centro que dirige Barbacid, el acuerdo para que el Hospital Carlos III, que actualmente no tiene población asignada, albergue este proyecto, se alcanzará previsiblemente en este mismo año. No obstante, fuentes de la Consejería de Sanidad indicaron que no hay ninguna actuación prevista en este sentido en el corto plazo.

Inversión privada

De todas formas, aun en el caso de poder probar una molécula experimental en seres humanos, sería necesario un acuerdo con la industria para afrontar el desarrollo del fármaco. Según Barbacid, aunque el beneficiario de una patente sería el Estado –el CNIO es una fundación pública, aunque recibe aportaciones privadas–, este centro no tiene el potencial necesario para desarrollarlo por sí mismo. “Tendríamos que formar un partenariado con una multinacional para que lo lleve a la clínica”, indicó el director del CNIO, que no identificó al laboratorio en cuestión, aunque dijo que es una empresa que dedica muchos recursos a la investigación.

En cuanto al hallazgo de nuevas terapias, Barbacid está convencido de que en dos o tres años los investigadores del programa de Terapias Experimentales del CNIO, que dirige James Bischoff, habrán descubierto “algunas moléculas con actividad terapéutica”. “También se pueden descubrir fármacos en el mundo académico”, dijo.

«No merece la pena tratarse en EEUU salvo en casos puntuales»

Mariano Barbacid desgranó ayer ante un nutrido auditorio numerosos detalles sobre el funcionamiento del CNIO, aunque también lidió con una de las cuestiones que siempre surgen al hablar del cáncer: si es mejor tratarse en España o en Estados Unidos. Tras destacar que el cáncer no es una única enfermedad, sino un compendio de unas 150 patologías distintas, Barbacid indicó: “No merece la pena ir a EEUU salvo en casos muy puntuales”.

Barbacid considera que cuando el cáncer ya está avanzado no hay apenas diferencias, ya que los fármacos son los mismos y los médicos españoles están tan preparados como los estadounidenses. Sin embargo, la situación es diferente en el caso de tumores tempranosy cánceres raros, donde la mayor especialización de los especialistas de EEUU puede marcar diferencias.

Noticias Relacionadas