Martes, 29 de Abril de 2008

Más medidas contra el CO2

La nueva secretaria de Estado Teresa Ribera anuncia una reducción de las emisiones en la reunión de la OCDE en París

ANDRÉS PÉREZ ·29/04/2008 - 20:59h

Los ministros con competencias en Medio Ambiente examinarán en breve un paquete de nuevas medidas para contener y reducir las emanaciones de CO2. Así lo anunció ayer la nueva secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, que se estrenaba en la dimensión internacional de su cargo en una reunión de la OCDE en París sobre competitividad y medio ambiente.

Ribera indicó que está trabajando en “medidas adicionales” de reducción de emisiones de gases con efecto invernadero, que serán sometidas al grupo interministerial de cambio climático del Ejecutivo español.

Residuos y transporte

Se trata de nuevas disposiciones en materia de tratamiento de residuos, transporte local y regional y edificación. Éstas ya se habían evaluado antes, pero no se consideraron prioritarias en el primer paquete de medidas diseñado el verano pasado. Ahora se pondrán en marcha, en conjunción con las autoridades regionales y locales.

La responsable de la política destinada a poner a España dentro de los objetivos de reducción de emisiones de CO2 de Kyoto no quiso ser más precisa sobre las medidas exploradas.

Sí dejó claro que el Ejecutivo vigila de cerca las emisiones de CO2 de España, un contador implacable que colocó al país en 2006 en el vagón de cola de la UE respecto al cumplimiento de Kyoto.Ribera estimó: “En 2007 probablemente nos mantengamos en el mismo nivel que en 2006 o algo por encima”.

Según su análisis, el aparato productivo es ahora más eficiente en materia de emisiones de CO2, puesto que mantiene su nivel de emanaciones pese al crecimiento de la actividad económica y pese al hecho de que la escasez de agua obligó a producir menos electricidad de origen hidráulico.

Así las cosas, España emitiría en 2007 un 37% más de gases con efecto invernadero que el nivel de referencia de 1990. 15 de esos 37 puntos de aumento entran en el marco de Kyoto. Otros dos, según dijo, serían compensados por sumideros domésticos (principalmente reforestación). Los 20 puntos restantes serían cubiertos por compras de derechos de emisión, buena parte de ellos en el mercado internacional.

Respecto a la energía nuclear, juzgada herramienta indispensable para el objetivo Kyoto por países como Francia y Estados Unidos, la secretaria de Estado confirmó que no se trata de un eje prioritario para el Gobierno español.

I+D ‘verde’: el negocio del siglo 

Los 39 responsables de medio ambiente reunidos por la OCDE ayer intentaron convencer a las empresas, asociadas a las discusiones del foro. Pretenden demostrar que “las políticas medioambientales no sólo no van en detrimento de la competitividad, sino que la refuerzan”, dijo el presidente del Comité, el ex ministro italiano Alfonso Pecoraro.

En palabras de la ministra danesa, Connie Hedegaard, el problema del cambio climático es “una enorme oportunidad para las empresas”.

Los reunidos van a elevar ahora su “pool de experiencias de I+D verdes” a los ministros de Finanzas del G8. Y el Comité de Políticas Medioambientales de la OCDE lanzará su evaluación país por país de sus prácticas y resultados.  

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad