Martes, 29 de Abril de 2008

Zaplana deja la política por ser lo mejor para el PP y ficha por Telefónica

EFE ·29/04/2008 - 12:28h

EFE - El diputado del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, que ha decidido abandonar su escaño en el Congreso de los Diputados y dejar temporalmente la política para incorporarse a la empresa privada.

El que fuera portavoz del PP en la pasada legislatura, Eduardo Zaplana, ha fichado como delegado de Telefónica para Europa y ha anunciado hoy su abandono de la política al entender que es lo mejor para él y para el partido en "este momento político".

El anuncio de su marcha ha saltado a la luz en el primer día de pleno en el Congreso después de la sesión de investidura del presidente del Gobierno, justo cuando el líder del PP, Mariano Rajoy, presidía la reunión del grupo parlamentario popular que ha designado a los portavoces de su partido en las comisiones de la Cámara Baja.

Con un sabor "agridulce", después de 18 años en primera línea política y tras haber renunciado a continuar como portavoz del grupo parlamentario popular en esta legislatura, Zaplana ha acudido hoy al Congreso de los Diputados para firmar su renuncia al escaño.

Antes de formalizar ese trámite, el propio Zaplana ha explicado a los medios de comunicación que se ha "acabado una etapa" y que deja la política con la "satisfacción del deber cumplido".

Quien fuera presidente de la Comunidad Valenciana en la década de los noventa abre a partir de ahora una nueva etapa que intentará recorrer "con el mismo éxito" que, a su juicio, le ha acompañado en la vida política.

Un éxito que también ha cosechado, según su criterio, durante los cuatro años en los que ejerció de portavoz del PP en el Congreso, una época en la que estuvo "tremendamente expuesto", pero que consiguió cumplir "francamente bien", dice.

"Tengo la sensación del deber cumplido, de haber dado todo lo que estaba en mi mano, de haber realizado todos los esfuerzos que he podido, de tener la satisfacción de no cosechar ningún fracaso, al menos ningún fracaso relevante", ha insistido.

Esos objetivos cumplidos, ha detallado, son "mantener al partido unido", permitir que el PP llegara "en términos deportivos a la final y poder ganar las elecciones", aunque "desgraciadamente al final se perdieron".

Perdidas las elecciones, Zaplana optó por pasar a segunda fila voluntariamente y rechazó las ofertas "generosas" que la dirección del PP le ofreció.

"Después ha llegado esta oferta y creo que es lo mejor para mí, para el partido, para este momento político y por eso he aceptado", ha dicho Zaplana, antes de añadir que "lo mejor en la vida es la sensación y la satisfacción del deber cumplido", de "haber dado todo" lo que estaba en su mano y haber hecho todos los "esfuerzos".

Ha subrayado asimismo su lealtad para con "todo el mundo" que ha trabajado con él. "Nadie en política podrá decir que yo le he fallado", ha indicado.

Ahora, Zaplana no quiere inmiscuirse en la situación actual del PP, inmerso en un debate precongresual, ni entorpecer con sus opiniones, según fuentes de su entorno.

Eso sí, como compromisario nato, acudirá al XVI Congreso Nacional que celebra en junio en Valencia, teniendo muy claro que el PP no está viviendo una película "de buenos y malos" y que se equivoca quien piense de esta forma.

Telefónica ha argumentado que el fichaje de Zaplana obedece al deseo de la compañía de reforzar su equipo internacional, que cuenta con una oficina en Bruselas y operaciones en Reino Unido, Alemania, Irlanda, República Checa y Eslovaquia.