Martes, 29 de Abril de 2008

La bolsa baja un 1,23% por la recogida de beneficios pero mantiene el nivel de los 13.700 puntos

EFE ·29/04/2008 - 11:04h

EFE - Interior de la Bolsa de Madrid.

La bolsa española bajó hoy el 1,23 por ciento por la caída de las plazas internacionales y el descenso de algunos de los grandes valores, como las empresas energéticas y constructoras, perjudicadas por la recogida de beneficios tras cuatro sesiones al alza.

El índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, cedió 170,60 puntos, el 1,23 por ciento, y acabó la sesión en 13.707,20 puntos.

El índice general de la Bolsa de Madrid cayó el 1,1 por ciento; el Ibex Medium, el 1,22 por ciento y el Ibex Small Caps, el 0,58 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,559 dólares, París bajó el 0,71 por ciento; Fráncfort, el 0,58 por ciento; Milán, el 0,32 por ciento, y Londres, el 0,02 por ciento.

Después de cuatro sesiones al alza y con la referencia negativa de Wall Street en la víspera, la bolsa española abrió con pérdidas que le situaban sobre el nivel de 13.800 puntos.

El mercado nacional, que ignoraba la caída de cuatro décimas del IPC provisional español de abril, hasta el 4,2 por ciento, seguía la marcha descendente de las plazas europeas.

La bolsa española tampoco prestaba atención al retroceso de la cotización del petróleo Brent y del euro, que empezaban el día en 116,5 dólares por barril y en 1,566 dólares, respectivamente.

Poco antes de la apertura de Wall Street, cuando la bolsa ya se había instalado en el nivel de 13.700 puntos con una bajada superior al 1 por ciento, el Brent caía a 114 dólares y el euro a 1,556 dólares.

Las dudas de Wall Street, que reflejaba las divergencias de los inversores respecto a algunos resultados empresariales publicados, como las pérdidas de Countrywide Financial o las favorables cuentas de Mastercard, así como la expectación ante la reunión sobre tipos de interés de la Reserva Federal, no afectaron a la bolsa española.

Sin embargo, cuando el mercado neoyorquino incurrió claramente en pérdidas, afectada por el descenso de la confianza de los consumidores estadounidenses en abril, la bolsa española bajó de 13.700 puntos, nivel que pudo recuperar al cierre.

De los grandes valores bajaron Iberdrola, el 2,49 por ciento; Telefónica, el 1,65 por ciento, tras ser objeto de un informe negativo, y Repsol, el 0,38 por ciento, mientras que BBVA subió el 0,07 por ciento, y Banco Santander, que aumentó su beneficio el 22,4 por ciento en el primer trimestre, repitió cotización.

Sacyr, tras suspender la colocación del 32 por ciento del capital de su filial Itínere, comandó las pérdidas del Ibex con una bajada del 4,91 por ciento, en tanto que Inditex, que invertirá 1.000 millones para abrir hasta 640 tiendas, cedió el 4,72 por ciento por la caída de las ventas minoristas en España, y Ferrovial, el 4,4 por ciento.

Sólo cuatro compañías del Ibex concluyeron con ganancias: Enagás, que subió el 1,32 por ciento; Red Eléctrica, el 0,1 por ciento, y BBVA y Sogecable, el 0,07 por ciento cada una.

En el mercado continuo, después de Sacyr, destacó la caída del por ciento de AISA, con el 4,85 por ciento, mientras que sobresalió el avance de Itínere, el 19,24 por ciento, con lo que superó al cierre el precio máximo orientativo de 5,1 euros que había establecido para la colocación de un tercio de su capital en bolsa mañana.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba seis centésimas y se situaba en el 4,40 por ciento, mientras que en el mercado continuo se negociaron 5.448 millones de euros, de los 2.260 millones procedían de operaciones efectuadas por inversores institucionales.