Martes, 29 de Abril de 2008

Deutsche Bank sufre las primeras pérdidas en cinco años tras las depreciaciones

EFE ·29/04/2008 - 20:04h

EFE - El presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann. El banco ha anunciado hoy las primeras pérdidas en cinco años.

El primer banco alemán en activos, Deutsche Bank, sufrió en el primer trimestre del año las primeras pérdidas en cinco años después de depreciar créditos y valores respaldados por hipotecas.

El Deutsche Bank tuvo entre enero y marzo una pérdida de 141 millones de euros (220 millones de dólares), tras un beneficio de 2.132 millones de euros (3.326 millones de dólares) en los mismos meses del año pasado.

La entidad financiera tuvo que depreciar créditos apalancados, préstamos y valores respaldados por hipotecas por valor de 2.700 millones de euros (4.212 millones de dólares).

Deutsche Bank no había tenido una pérdida trimestral después de impuestos desde el primer trimestre de 2003.

"Durante el primer trimestre del presente año la situación de los mercados financieros ha sido tan difícil como no lo había sido en la historia mas reciente", señaló el presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann, en un comunicado.

El gran alcance de la crisis financiera, sobre todo durante el mes de marzo, "ha dejado naturalmente huella en el balance trimestral del Deutsche Bank", añadió Ackermann.

Pese a todo, el presidente del citado banco se mostró optimista para el futuro y "convencido de que saldremos mas reforzados que nunca de ella".

Los ingresos netos del Deutsche Bank se redujeron a la mitad durante el primer trimestre del presente año frente a las mismas fechas del año pasado, concretamente de 9.600 millones de euros (14.976 millones de dólares) a 4.600 millones de euros (7.176 millones de dólares).

Ackermann subrayó que una parte importante de las elevadas pérdidas en el sector de inversiones bancarias pudo ser compensado mediante la venta de participaciones y una reducción de los costes de personal, así como una mejora del negocio con los clientes privados.

Por ejemplo, Deutsche Bank redujo su participación en el fabricante automovilístico Daimler del 4,4 por ciento a finales de diciembre, hasta el 2,9 por ciento al cierre del primer trimestre de este año.

La entidad germana recortó su paquete accionarial en el productor de gases industriales Linde desde el 5,2 hasta el 3,8 por ciento.

El presidente de Deutsche Bank aseguró que la posición de la entidad es clara con "un control riguroso de costes" y del gasto en inversión.

Al mismo tiempo, Ackermann pronosticó que se va a mantener la crisis financiera y que a corto plazo las perspectivas son inciertas.

La situación de los mercados de liquidez y de crédito sigue siendo tensa, así como la cautela de los inversores, según el ejecutivo.

Deutsche Bank tuvo en el primer trimestre un rendimiento sobre los recursos propios antes de impuestos de menos 3 por ciento, frente al 44 por ciento positivo del año anterior.