Martes, 29 de Abril de 2008

La fiscalía pedirá aplicar la ley "con rigor" por la "peligrosidad" del delito

EFE ·29/04/2008 - 11:35h

EFE - La Policía ha detenido a 15 personas de entre 19 y 31 años por organizar y participar en Palma de Mallorca en carreras ilegales de vehículos que luego colgaban en Internet y que podrían ser condenados a hasta cinco años de prisión, en el caso de que se les acuse de un delito de conducción suicida. En la operación han sido intervenidos 15 vehículos de más de 200 caballos que además eran modificados para obtener mayores prestaciones. En la foto, algunos de los coches intervenidos por su participación en carreras ilegales.

El fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha asegurado que pedirá aplicar la ley "con rigor" en torno a la detención de quince personas por organizar y participar carreras ilegales en Palma de Mallorca, debido a la "enorme peligrosidad" de los comportamientos.

Tras participar en unas jornadas de Derecho Penal en la Universidad de Alicante, Vargas ha afirmado a los periodistas que la Fiscalía "está decidida a investigar en profundidad y a aplicar con rigor la ley" para luchar contra las "mentalidades de jugar con la mal llamada 'adrenalina de la velocidad'".

Ha apuntado que las carreras ilegales "generan muchísimo riesgo, particularmente a la población juvenil" y causan "un número de tragedias y un enorme sufrimiento por muertes".

Vargas ha señalado que la llamada adrenalina de la velocidad "al final es poner en riesgo no sólo la vida propia sino la de terceras personas".

La investigación, que ha contado con la colaboración de la brigada de delitos informáticos, ha permitido comprobar que los detenidos grababan las carreras y después las exhibían en Internet.

A este respecto, Vargas ha manifestado que "colgarlas" en la red no es delito aunque sí es "una conducta muy reprobable porque revela una enorme insolidaridad y menosprecio a las potenciales víctimas de tráfico".

Ha precisado que el delito está en "participar en carreras que generen peligro" y, en todo caso, sólo sería perseguible penalmente si las imágenes se colgaran dentro "de un plan concertado para fomentarlas y colaborar en que se produzcan".

Ha apuntado que el trabajo de la Fiscalía tiene el objetivo de perseguir "no sólo a los que conducen sino a los que están detrás: Los que promueven, organizan, difunden y organizan apuestas con dinero por medio".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad