Martes, 29 de Abril de 2008

Mueren 11 policías y 7 civiles en un atentado suicida en Afganistán

EFE ·29/04/2008 - 12:35h

EFE - Vista de un camión de transporte de petróleo de la OTAN quemado tras ser atacado con una bomba mientras esperaba para entrar en Afganistán, en marzo pasado.

Once policías afganos y siete civiles murieron hoy en un atentado suicida perpetrado en la provincia oriental de Nangarhar contra un equipo policial antidroga, informó el Ministerio afgano de Interior en un comunicado.

El ataque tuvo lugar esta mañana en la localidad de Kowhai cuando un grupo de policías discutía con líderes tribales antes de erradicar campos de opio en esta región cercana a la frontera con Pakistán, según la nota.

Entre los heridos también se encuentra el jefe del distrito de Khogyani, según Interior.

El portavoz de la OTAN Martin O'Donell había asegurado anteriormente que, tras un tiroteo de insurgentes al paso de tropas de la Alianza Atlántica, uno de ellos se hizo estallar junto a una reunión de aldeanos.

Según la ISAF, los disparos previos causaron la muerte a "varios" policías, aunque el Ministerio del Interior aseguró que fue el ataque suicida el que causó las 18 víctimas.

En el suceso, sin embargo, ningún soldado de la ISAF resultó herido.

"Si el objetivo de los insurgentes era herir y asesinar a ciudadanos afganos, han tenido éxito. Esto sólo muestra la indiferencia de los insurgentes por la vida de los afganos", dijo en un comunicado el portavoz de la ISAF, el general Carlos Branco.

Según la nota, los soldados de la ISAF están ahora evacuando a los heridos.

El este de Afganistán es una de las zonas con más presencia de los talibanes, que en los últimos años han recurrido a los atentados contra civiles de forma creciente.

Nangarhar se encuentra situada junto a la frontera con Pakistán, en un área escarpada y habitada por numerosas e indómitas tribus pastunes, que desafían con frecuencia a los Gobiernos paquistaní y afgano.