Martes, 29 de Abril de 2008

CCOO y UGT pedirán la globalización de los derechos y la apertura del diálogo social

EFE ·29/04/2008 - 17:45h

EFE - El secretario general de CCOO, José María Fidalgo (i), y el secretario general de UGT, Cándido Méndez (d).

CCOO y UGT pedirán en las manifestaciones del Primero de Mayo la globalización de los derechos de los trabajadores y la apertura de un diálogo social que fructifique en una subida salarial que reduzca los efectos de la inflación en los sueldos.

Bajo el lema "Es el momento de la igualdad, el salario digno y la inversión productiva", los sindicatos celebrarán la Fiesta del Trabajo con 41 actos en capitales de provincia y otros 20 en otras ciudades importantes de la geografía española.

Además, cada uno de los sindicatos ha convocado otros actos en ciudades de modo individual.

El acto más importante se celebrará en Madrid con una manifestación que saldrá a las doce de la mañana de la Plaza de Neptuno y concluirá en la Puerta del Sol, con intervención de los secretarios generales, Cándido Méndez (UGT) y José María Fidalgo (CCOO).

El lema fue presentado hoy en una rueda de prensa por ambos dirigentes, junto con el manifiesto que elaboran anualmente con motivo del Primero de Mayo en el que este año piden que la globalización sea más justa, se fortalezca la Europa social y se potencie el diálogo con la patronal y el Gobierno.

En su intervención, Méndez destacó la importancia del día 1 de mayo, una "efeméride internacional" en el mundo del trabajo, ya que se lucha conjuntamente por un trabajo decente, digno y con protección.

En cuanto a la situación actual de la economía, el líder de UGT aseguró que la especulación es una de las claves del aumento del precio de los alimentos y que estos deberían de ser elementos de análisis para establecer un marco de mayor transparencia y evitar así ilegalidades y abusos.

Méndez destacó también la dimensión europea de esa jornada y aprovechó para pedir al Banco Central Europeo (BCE) que baje los tipos de interés para relanzar la economía y el empleo.

Para el líder sindical, los objetivos del Primero de Mayo reflejan resolver los problemas de los trabajadores y para ello tiene que abrirse un diálogo social como inicio al cambio a un nuevo modelo productivo en el que se refuercen los sectores industriales y tecnológicos.

"Ha pasado el tiempo y todos tenemos que ponernos las pilas y abrir el proceso de diálogo social que permita el cambio de modelo de crecimiento económico", añadió.

Por último, Cándido Méndez aseguró que la relación entre UGT y CCOO goza "de buena salud" y esto será bueno para iniciar los procesos de negociación social.

El líder de CCOO, José María Fidalgo, suscribió íntegramente las palabras de Méndez y resaltó la responsabilidad que ambos sindicatos tienen en la sociedad debido a su amplia representatividad.

Aseguró, además, que van a seguir sosteniendo la acción unitaria y que estarán juntos en el diálogo social.

En cuanto a su visión de la actual etapa económica, Fidalgo apuntó que hay un ocaso del ciclo que demuestra que fracasará cualquier modelo que no considere a los trabajadores lo primero.

Fidalgo también apostó por subir los sueldos puesto que, a su juicio, las bajas remuneraciones son "síntoma patológico" de la escasa competitividad, ya que "ningún país competitivo tiene trabajos con tan malas condiciones y salarios como los de España".

Por último, Fidalgo destacó que el discurso sindical es "perenne, no se agota y tiene mucha importancia en la sociedad", y aseguró que espera que pronto vuelva a abrirse el diálogo social y que el Gobierno los acompañe en sus propuestas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad