Martes, 29 de Abril de 2008

¿Señora canciller? No, sólo Angela

Exige de sus más inmediatos colaboradores que utilicen su nombre propio para dirigirse a ella

EFE ·29/04/2008 - 14:15h

EFE - La canciller alemana, Angela Merkel, da un discurso en el Bundestag (Parlamento alemán) en Berlín, Alemania, el pasado 24 de abril.

La jefa del Gobierno alemán y líder de la Unión Cristianodemócrata, Angela Merkel, no quiere que la llamen "señora canciller" y exige de sus más inmediatos colaboradores que utilicen su nombre propio para dirigirse a ella.

Así lo revela su portavoz oficial de prensa y secretario de Estado, Ulrich Wilhelm, quien, en declaraciones al semanario "Die Zeit", comenta que "procedo de una familia de funcionarios en Baviera, donde lo normal es dirigirse con su título a quien ostenta un cargo público".

"Como es natural utilicé el término 'señora canciller'. Y ella me pidió que la llame por su nombre. Y cuando no lo hacía se dirigía a mi irónicamente con un 'señor secretario de Estado'. Lo cual tenía su gracia", añade.

Wilhelm, que fue portavoz del entonces jefe del Gobierno de Baviera, Edmund Stoiber, entre 1998 y 2003, confiesa que el político bávaro "sigue siendo hoy para mi el 'señor primer ministro'".

En la misma entrevista, Klaus Bölling, que fue portavoz de prensa del ex canciller Helmut Schmidt, recuerda que su forma de tratarse con el veterano líder socialdemócrata era distinta.

Tradición 

En contra de la costumbre socialdemócrata de tutearse entre correligionarios, Schmidt se dirigía a Bölling siempre de "Usted o Klaus", mientras él mismo trataba a su jefe de "señor canciller".

Wilhelm y Bölling están de acuerdo en que lo mas importante para un portavoz de gobierno es una "estable" relación de confianza con el canciller.

"El portavoz de gobierno es limitadamente el mediador entre el poder ejecutivo y el cuarto poder. Su lealtad se debe en primer lugar al gobierno", señalaron ambos, que además coincidieron en que un portavoz "no puede mentir", ya que la credibilidad es esencial.