Martes, 29 de Abril de 2008

El Barça se juega todo a una carta

El Manchester United, muy criticado en las últimas fechas, no será el del 0-0 de la ida en el Camp Nou. 3.500 culés acompañan esta noche a su equipo en el ‘Teatro de los sueños’

NOELIA ROMÁN, enviada especial a Manchester ·29/04/2008 - 10:10h


Manchester recibe al Barcelona tristón, con su sempiterna lluvia, mientras un fugaz rayo de sol puja por hacerse un hueco en su plomizo cielo. El ladrillo rojo se mezcla con el verde y ni siquiera así se alegra la ciudad, discretamente preparada para celebrar el partido más importante del curso. Sobriedad británica obliga.

A primera vista, nada delata la que se montará esta noche en Old Trafford, ese teatro del fútbol que permite soñar. O eso cuenta la leyenda del Manchester United, rival del Barça en la lucha por una plaza en la final de la Liga de Campeones. Con la eliminatoria empatada a cero, Moscú aguarda, expectante, el sueño del vencedor.

Alejado de la pompa que le precedía antaño y del favoritismo, el conjunto azulgrana desembarca en Manchester con optimismo sereno. Los británicos le acogen sin comitiva de bienvenida. Se juegan tanto en el envite que se miran con recelo. De lo que aquí suceda, depende el juicio de una temporada que colocará al equipo de Rijkaard en la página más dorada de la historia azulgrana o al borde de una
revolución.

El regreso del viejo campeón 

Y el United, líder de la Premier, aspira a ser de nuevo aquel viejo campeón. Pero, en plena reconstrucción, al conjunto de Ferguson le han entrado las dudas. Firme en su campo, ha perdido, sin embargo, los dos títulos que se ha jugado en Old Trafford (la Curling y la FA Cup), cayó ante el Chelsea el sábado en la liga y fue incapaz de marcar en el Camp Nou. Cristiano Ronaldo ha sido blanco de la crítica, Rooney y Vidic están tocados y cierto nerviosismo parace haberse apoderado de la entidad.

Escarmentado y receloso, el Barça rehuye el alarde. Sus estrellas -sólo Márquez, sancionado, y Ronaldinho, lesionado, se ausentarán- se muestran discretamente convencidas del triunfo; el técnico confiesa su fe en avanzar un paso y la directiva, encabezada por el presidente Joan Laporta, se desplaza en bloque sin hacer ruido. "Me veo en la final y veo al equipo capaz", proclama Txiki Begiristain, antes de volar hacia el Teatro de los sueños.

Capaz de mantener su estilo de juego, de reencontrarse con el gol perdido hace tres partidos y de contentar a una afición que, en un último acto de fe, ha copado los vuelos con destino a Manchester. Unos 3.500 hinchas del Barça se preguntan si dejarán de soñar con el gran Henry.

Alex Ferguson: "Todo será fascinante"

El Barça le puede apartar de su enésima final, pero Alex Fergurson no oculta su admiración por el fútbol de los azulgrana. “Son lo que son, con su toque y su carrusel de pases que te marean. No pueden cambiar su sistema. Me gusta como juegan”, confesó ayer el técnico del Manchester United.

Acusado de timorato en los últimos días, Alex Ferguson recordó la racha victoriosa de su equipo en casa (11), habló de un partido “equilibrado y fascinante” y aseguró no sentirse preocupado por que el Barcelona, que ha marcado en casi todos sus partidos como visitante en la Liga de Campeones, se reencuentre con el gol.

Frank Rijkaard: "Soy muy optimista" 

Con Frank Rijkaard, nunca se sabe. Adopta su gesto grave, afirma que “aún” no teme por que el de hoy sea su último partido y luego dice: “En una escala de cero a cinco, mi optimismo es de cinco”. Asegura el técnico del Barça que no le faltan motivos para el optimismo, que su equipo tiene la “calidad” suficiente para superar al Manchester y que sólo espera que sus jugadores la demuestren en Old Trafford. “Me encanta jugar partidos así.

Es importante que podamos imponer nuestro juego y no entrar en el de ellos, mantener la posesión y aprovechar nuestras ocasiones. Creo, sinceramente, que tenemos opciones de pasar la eliminatoria y vamos a luchar por ello”, señaló ayer Rijkaard tras el entrenamiento del equipo.

Noticias Relacionadas