Lunes, 28 de Abril de 2008

Zapatero confía en que los precios empiecen a bajar "poco a poco"

El presidente del Gobierno ha asegurado en el programa 59 segundos que el repunte del paro está dentro de lo razonable, ha subrayado la actuación del Ministerio de Sanidad en la crisis del aceite de girasol y avisó a Ibarretxe una vez más de que "nadie se saltará las reglas del juego"

GONZALO LÓPEZ ALBA ·28/04/2008 - 23:09h

Zapatero, en un momento del programa. EFE

Zapatero otorga "la máxima importancia" a la negociación abierta con el PP para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial y afrontar una reforma que dote de "eficacia" a la Administración de Justicia.

Es así porque cree que marcará la pauta en cuanto a la posibilidad de llegar a otros acuerdos con el PP a lo largo de la legislatura, porque -según su interpretación del resultado del 9-M- los ciudadanos quieren que "corrija cosas" en la acción del Gobierno y porque -según reconoció ayer en el programa de TVE 59 segundos- "en 30 años de democracia no hemos conseguido que la Justicia funcione a la altura de la que es la octava potencia mundial".

En consecuencia con este análisis, confirmó que "con toda seguridad" citará "antes del verano" a Mariano Rajoy, pero antes quiere "conocer los resultados de la negociación" que han abierto sus portavoces parlamentarios, José Antonio Alonso y Soraya Sáenz de Santamaría.

El presidente del Gobierno se declaró "moderadamente optimista" sobre la posibilidad de lograr ese acuerdo. Argumentó, por una parte, su convencimiento de que "los ciudadanos quieren una legislatura serena, no de crispación"; y, por otra parte, la clara demanda ciudadana de "que la Justicia funcione eficazmente", un objetivo que -según dijo - no es tanto una cuestión de dinero como de modernización.

En cuanto al proceso interno que vive el PP, apuntó que "el debate a lo mejor lo tenía que haber hecho ya hace cuatro años" y que "seguramente falta el proyecto político" porque, cuando éste existe, "el liderazgo es espontáneo".

La "aventura" de Ibarretxe, no

El jefe del Ejecutivo confirmó también su intención de recibir al lehendakari Juan José Ibarretxe antes de que, a finales de junio, se cumpla la fecha que fijó para llevar al Parlamento vasco su propuesta de convocar una consulta sobre su plan soberanista. Pero no habrá sorpresas.

"Le reiteraré que no va a haber esa consulta ni ninguna otra que no respete el ordenamiento constitucional y las leyes. Diálogo, trabajo conjunto y entendimiento, sí; aventuras, nunca", afirmó Zapatero, quien apostilló que, en su opinión, el proyecto soberanista de Ibarretxe "cada vez tiene menos apoyo en la sociedad vasca".

También expresó, "con contundencia y rotundidad", que "no habrá ningún diálogo con la banda terrorista ETA" y su deseo de que haya "un cierto entendimiento de todas las fuerzas políticas" en la lucha contra el terrorismo.

La economía, "razonable"

En cuanto a la situación económica, sostuvo que, a pesar de "la desaceleración", es "razonable" gracias a la gestión de la anterior legislatura.

Reconoció que la tasa de paro aún "puede aumentar algo más" y que la creación de empleo será menor de la prevista: "100.000 o 200.000 al año". Pero destacó que -según la última EPA-, aunque el ajuste es muy fuerte en la construcción, ha crecido el empleo industrial y que el 80% de los parados tiene derecho a la protección por desempleo. Pronosticó que "los precios van a empezar a bajar ya".