Lunes, 28 de Abril de 2008

Confirmado: la inmigración es el motor de la economía

Un estudio de las cajas acredita la relación entre población y aumento del PIB

F. SAIZ/A. LARREA ·28/04/2008 - 22:58h

El vigoroso crecimiento de la economía española desde el año 2000 se debe, “en gran medida”, al aumento de la población activa derivada de la inmigración extranjera. Así lo certifica la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), en su tradicional estudio sobre las perspectivas regionales del crecimiento económico.

En el informe, se establece una correlación entre el incremento de la población (es decir, básicamente del colectivo de inmigrantes) y el crecimiento económico. Así se comprueba que Murcia, Madrid y Andalucía, que son las autonomías que en el periodo 2000-2007 registraron una mayor expansión, forman parte también del grupo de las que más aumentaron su número de habitantes.

En sentido contrario, un estancamiento de la población es sinónimo, por lo general, de un crecimiento económico más pobre. Asturias, Galicia y el País Vasco, cuya población sólo ha crecido un 3% desde el año 2000, están también entre las que menos crecieron en términos de PIB en el periodo.

También hay excepciones a esta regla. El número de habitantes de Baleares, por ejemplo, creció un espectacular 22,5%, pero su promedio de crecimiento económico fue el peor de todas las comunidades autónomas. Su PIB sólo aumentó un 2,63%, frente al 3,26% de la media nacional.

PIB por habitante

El incremento de la población tiene también una contraindicación: tiende a deteriorar el PIB por habitante, es decir, la riqueza relativa de cada comunidad autónoma. Esto es así porque normalmente el dinamismo económico adicional que se genera no compensa el aumento demográfico.

En cualquier caso, Funcas no da demasiada importancia a este efecto, y otorga la calificación de “sobresaliente” en desarrollo regional a Madrid y La Rioja. Ambas registraron en 2000-2007 un crecimiento económico superior a la media y al mismo tiempo se mantuvieron por encima del promedio de PIB por habitante, pese a retroceder en este último indicador por el impacto del aumento de la población.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad