Lunes, 28 de Abril de 2008

Natascha Kampusch ofrece su ayuda a la familia de Elisabeth

La joven que estuvo ocho años secuestrada expresó su preocupación por la repercusión del caso en los medios: "Me preocupa la familia, porque toda la agitación de la prensa seguro que no es bueno para esas personas"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·28/04/2008 - 22:38h

Al fondo de este pequeño pasillo está una de las habitaciones clandestinas. / AFP

La joven austríaca Natascha Kampusch, quien reapareció en 2006 tras sufrir un cautiverio de ocho años cerca de Viena, ofreció ayer su ayuda a Elisabeth Fritzl, la mujer que ha pasado los últimos 24 años de su vida en un zulo subterráneo, violada por su propio padre, con el que tuvo siete hijos. Uno de ellos falleció a los pocos días de nacer y fue incinerado por el padre.

"Tuve este deseo espontáneamente", declaró ayer Kampusch a la radio pública ORF. La joven explicó que ya se ha puesto en contacto con las autoridades austriacas. Su deseo es contactar con Elisabeth, ya que considera haber vivido un suplicio comparable, pero también quiere ayudar a todos los familiares con parte del dinero que ha recaudado en los últimos dos años.

Ayuda económica

De esta manera podrá educar y reintegrar a los seis hijos de Elisabeth. "El dinero ayuda al menos. Hay que pensar que crecieron allí, y tendrán dificultades en sus relaciones sociales y de otro tipo", añadió.

Tres de los niños vivieron con su madre en 60 metros cuadrados bajo tierra y sin ventanas, y sólo hace pocos días vieron por primera vez la luz del sol. Nunca fueron a una escuela ni recibieron atención médica, según las investigaciones policiales.

"Me preocupa la familia, porque toda la agitación de la prensa seguro que no es bueno para esas personas", señaló Kampusch. El caso ha causado una enorme conmoción en Austria, un país que aún recuerda la terrible historia de Natascha Kampusch, quien finalmente escapó de su captor.