Lunes, 28 de Abril de 2008

Querella de los centros abortistas contra e-cristians

Santiago Barambio, presidente de la ACAI, ha denunciado por amenazas e injurias

LEA DEL POZO ·28/04/2008 - 21:25h

Hubo un día que Santiago Barambio, director de Tutor médica y presidente de la ACAI (Asociación de clínicas acreditadas para la interrupción del embarazo), dijo: basta. Fue entonces cuando puso a sus abogados a trabajar. El objetivo era ver si podía denunciar a Josep Miró i Ardèvol, presidente y fundador de e-cristians. La respuesta de los letrados fue afirmativa y ayer, durante una rueda de prensa, el médico explicó el porqué de la denuncia a los periodistas. "Le he puesto una denuncia por un delito de amenazas condicionales, calumnias e injurias. ¡Me he sentido perseguido!", afirmaba Barambio.

Roma, 2006

La historia viene de atrás. Este cruce de imputaciones no es nuevo. En su día, Miró interpuso una denuncia contra Barambio porque, según él, el médico practica y fomenta el aborto ilegal. Miró llegó a esta conclusión a partir del borrador de una conferencia que Barambio dio en Roma en 2006. En aquella ocasión, explicaba a sus colegas europeos el marco legal español de la interrupción del embarazo.

Barambio se defiende y asegura que el presidente de la asociación católica ha puesto en su boca frases "sesgadas, tergiversadas y totalmente descontextualizadas". El documento "no se puede leer sólo a fragmentos". Además, Barambio afirma que es víctima de una persecución, aunque también está convencido de que la denuncia contra él no tiene validez legal.

La enemistad entre ambos se hace evidente a partir de que e-cristians empiece una ofensiva contra algunas clínicas abortistas. La primera en ser denunciada fue la del doctor Carlos Morín. Le siguió la clínica Isadora. Después, la denuncia contra Barambio y así sucesivamente. ACAI dice sentirse acorralada y perseguida en lo que llaman "una cruzada de la derecha más conservadora". Miró replica que sólo "defienden la vida de los no natos".