Lunes, 28 de Abril de 2008

Vivienda estudia ofrecer ayudas al alquiler a personas separadas y divorciadas

Asociaciones de consumidores se muestran a favor, pero avisan de que estas ayudas deben superar los 210 euros de la Renta Básica de Emancipación 

EUROPA PRESS ·28/04/2008 - 14:46h

El Ministerio de Vivienda no descarta dotar a personas separadas y divorciadas de ayudas al alquiler similares a la Renta Básica de Emancipación, de 210 euros mensuales, a la que actualmente pueden acceder jóvenes de entre 22 y 30 años y una renta anual inferior a los 22.000 euros.

Según fuentes del Gabinete dirigido por Beatriz Corredor, la ampliación de este tipo de ayudas sería un paso más en pro de facilitar el acceso a la vivienda a todos los ciudadanos, toda vez que la Renta Básica de Emancipación está cubriendo las expectativas esperadas y no ha supuesto un incremento de los precios de los alquileres.

Diferentes asociaciones, empezando por la Asociación de Padres Separados, han acogido de forma positiva la noticia. Esta asociación considera que la concesión de estas ayudas es "urgente" y "acuciante", por lo que "debería haberse puesto en marcha hace muchos años".

Más aún, desde la organización se señaló que algunas comunidades autónomas ya se han puesto manos a la obra en esta dirección ante la imposibilidad de muchos separados y divorciados para cubrir todos sus gastos (hipotecas, pensiones de manutención, etc.), además de la renta de alquiler.

La organización puso el ejemplo de la Comunidad de Madrid, donde existe una reserva de viviendas protegidas para personas separadas obligadas a abandonar el domicilio conyugal por sentencia.

Por su parte, la Federación de Consumidores en Acción (Facua) calificó de "positiva" la posibilidad de extender las ayudas al alquiler al colectivo de los separados y divorciados y recordó que ésta era una de las demandas de la asociación en los primeros inicios de la Renta Básica de Emancipación. Así, ahora, como entonces, la asociación llamó a vincular estas ayudas al poder adquisitivo de los beneficiarios.

Desde la Organización de (OCU), se consideró que esta ampliación introducirá "algunos beneficios más". Sin embargo, en su opinión, esta iniciativa sigue dejando al margen a las personas que más necesitan una ayuda, las familias hipotecados, que, aseguró, siguen sufriendo la escalada del Euríbor y que "ya ni llegan a mitad de mes".

Las asociaciones piden más dinero

La Asociación de Padres Divorciados consideró que, dadas las cargas que suelen soportar estas personas, la cuantía de las ayudas que actualmente se dirigen a los jóvenes es "muy insuficiente", y que el colectivo de separados y divorciados debería recibir una aportación superior a estos 210 euros mensuales.

Por su parte, la OCU estimó también que será preciso ampliar la cuantía de estas ayudas en el caso de las personas divorciadas o separadas, ya que, si bien suelen tener mayor capacidad de adquisición, también sus gastos suelen ser mayores a los de un joven menor de 30 años.

Por último, Facua advirtió de que la implementación de este tipo de ayudas para otros colectivos no solucionará el problema del acceso a una vivienda en alquiler, por lo que demandó al Gobierno que actúe sobre los precios, para que sean "razonables", de modo que estas aportaciones puedan tener una fecha de caducidad.

Noticias Relacionadas