Lunes, 28 de Abril de 2008

"Soy deportista. Sin género"

La campeona de Europa de triple salto, recuperada ya de su lesión, sólo piensa ya en Pekín 2008

IGNACIO ROMO ·28/04/2008 - 08:12h

Carlota Castrejana, en el despacho madrileño en el que trabaja. MÓNICA PATXOT

Es difícil imaginar una mujer más completa que Carlota Castrejana. La riojana es atleta de élite por las mañanas y abogada por las tardes.
Carlota trabaja en Gómez-Acebo, uno de los despachos más prestigiosos de Madrid, donde se ha especializado en casos de derecho del deporte.
Inteligencia, belleza, elegancia, forma física...

Usted parece tener cubierto su futuro profesional,un asunto que preocupa a muchos deportistas de primera fila.

Quizá, aunque también hay que tener en cuenta que ya tengo 34 años y, sin ir más lejos, en este despacho hay abogados de 25, que se han formado en Londres o en Nueva York. Gente muy preparada a pesar de ser muy joven. Es muy difícil para mí competir con ellos.

Y, por otro lado, tampoco es fácil competir con atletas de otros países que se entrenan en doble sesión de mañana y tarde cuando usted sólo se prepara por la mañana.

Sí, pero con ayuda de mi entrenador, Juan Carlos Álvarez, hemos diseñado un programa muy adaptado a mi horario de trabajo, que nos permite entrenar con mucha calidad aunque esté reducido a unasesión. Una sola sesión pero muy larga, muy completa.

¿No es demasiado ajustado?

No. Yo tengo fe ciega en mi entrenador y a menudo le pregunto: "¿Es suficiente?". Él me responde que sí. Porque si no, yo puedo ajustar más aún mi trabajo. En el despacho tengo flexibilidad.

El año pasado tres mujeres superaron los 15 metros en triple salto. Usted tiene una mejor marca de 14,64 metros. ¿Cuál es su auténtica meta para Pekín?

Mi objetivo es alcanzar la final y, una vez en ella, hacerlolo mejor posible, lograr el máximo de mi capacidad.

Usted es la actual plusmarquista nacional. ¿Será la primera española que consiga rebasar la barrera de los 15 metros?

Lo voy a intentar.

¿Qué le falta para lograrlo?

Creérmelo.

¿Y desde el punto de vista técnico?

Me falta fuerza específica. Tengo las piernas muy largas y necesito todavía trabajar mucho más su fortalecimiento. Si consigo mejorar la fuerza, entonces seré capaz de corregir mi principal punto débil, que se encuentra en el primero de los tres saltos. Tengo que potenciar el primer salto sin que eso me haga hundirme en el segundo y el tercero.

"A mí el dopaje me produce dolor de estómago, me irrita hasta límites insospechados. Doparse es moverse en la trampa" 

Usted se clasificó quinta con la selección española de baloncesto en los Juegos de Barcelona'92. Meses después cambió de deporte y se convirtió en atleta. ¿Se ha preguntado alguna vez qué habría podido conseguir en caso de continuar en el deporte de la canasta?

Sí. La verdad es que me lo he preguntado algunas veces. Pero no me arrepiento en absoluto de aquella decisión. Al contrario, he sido afortunada: he vivido el baloncesto y he vivido el atletismo.

La lógica dictaba que usted brillara en salto de altura. Logró el récord de España, pero al final donde realmente ha triunfado, con título europeo incluido, ha sido en el foso de triple.

La verdad es que tan sólo estuve saltando altura un par de años. Me decepcionó que no me seleccionaran para los Juegos de Atlanta, en 1996, y eso quizá influyó en mi decisión de pasarme al triple. Ahora ya sé que soy triplista. No tengo ninguna duda. De hecho, cuando veo saltar a Ruth Beitia, que ha saltado más de dos metros, cuando la veo competir, muchas veces pienso: ¡qué prueba tan complicada! No sé, en realidad, no hubo feeling entre el salto de altura y yo.

¿Qué opina del hecho de ser mujer en el deporte? ¿Supone una desventaja, o el deporte español ya ha salido del túnel en el que se encontraba a nivel femenino?

Yo soy muy clara en este asunto. Siempre digo lo mismo: igualdad. Ésa es la palabra clave. Soy deportista. Sin género.

Hablemos de un asunto delicado, me refiero al dopaje.

También soy tajante en esto. A mí el dopaje me produce dolor de estómago. Es un tema que me irrita hasta límites insospechados. Creo que los atletas que se dopan se mueven en la trampa. En mi caso, utilizando sustancias dopantes, sería relativamente fácil potenciar la fuerza de mis piernas, que es lo que realmente me falta para progresar.

¿Le ha decepcionado el caso Marion Jones?

Muchísimo. Era una atleta alegre, que daba espectáculo, que ganaba, que también fallaba. La admiré y ahora se me ha desplomado el mito.

Entonces, ¿a qué atletas admira ahora?

De forma general, a las suecas. Me gusta su actitud. En concreto citaría a Carolina Klüft y a Kajsa Berqvist.

Klüft ha declarado que renuncia al heptatlon de cara a Pekín.

Sí. Va a competir al final en longitud y triple salto. Estará bien competir contra ella.

Berqvist se retiró del salto de altura el año pasado...

Sí. Me gustaron mucho sus declaraciones. Se retiró estando en la cumbre. Y fue muy clara. Dijo que simplemente se le había terminado la motivación.

¿Se ve en los Juegos de Londres, en 2012?

¡No! Seguro que no.

¿Y en los Europeos de Barcelona, en 2010?

Creo que tampoco.

¿Cómo se plantea su retirada del atletismo?

Yo seré atleta siempre. Así de claro. No es sólo entrenar y competir. Para mí es mucho más: es una actitud ante la vida.