Lunes, 28 de Abril de 2008

Francia cree que la gran diferencia de tipos entre EEUU y el BCE es problemática

EFE ·28/04/2008 - 00:22h

EFE - La ministra francesa de Economía y Finanzas, Christine Lagarde, consideró hoy que la diferencia de tipos de interés entre Estados Unidos y los países de la zona euro es "demasiado grande" y plantea problemas.

La ministra francesa de Economía y Finanzas, Christine Lagarde, consideró hoy que la diferencia de tipos de interés entre Estados Unidos y los países de la zona euro es "demasiado grande" y plantea problemas

"Creo que estamos en una situación delicada" porque mientras la Reserva Federal de EEUU practica una política de tipos bajos, el Banco Central Europeo (BCE) los ha mantenido "elevados" para controlar la inflación, señaló Lagarde en una entrevista radio televisada por "LCI" y "RTL".

Sentenció que "el diferencial es demasiado grande" y esa diferencia "plantea un problema".

Para acabar con esa situación, el BCE tendría que adoptar un perfil "más flexible" en la fijación del precio del dinero, o la Reserva Federal debería actuar de forma "un poco diferente".

Relacionado con todo eso, la ministra francesa constató que el tipo de cambio entre el euro y el dólar "no es una ventaja para nuestros exportadores".

Preguntada sobre si es realizable el objetivo de llegar al "déficit cero" en el horizonte de 2012, que es la fecha a la que se ha comprometido Francia con el resto de sus socios europeos, contestó que "haremos todos los esfuerzos para lograrlo".

"Llegar a ese objetivo del 0% es un compromiso que asumimos ante nuestros socios europeos y, sobre todo, ante los franceses y ante las generaciones futuras" porque Francia es, después de Suecia, el país con más gasto público y "hay que reducir el tren de vida del Estado", argumentó.

La titular de Economía afirmó que Francia había "anticipado" la ralentización de la economía mundial desde el pasado verano y por eso la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento para este año han sido menos bruscas que las de otros países, y citó el caso de Alemania.

También indicó que uno de los puntos del proyecto de ley sobre la modernización de la economía que presentará mañana pretende generar más competencia en el sector de la distribución, para que eso redunde en el poder adquisitivo de los franceses.

"Mi determinación es que haya más competencia y menos abuso", señaló tras explicar que una de las innovaciones es que sólo se requerirá una autorización departamental -que requiere salvar diversos obstáculos locales- para abrir una tienda de más de 1.000 metros cuadrados, en lugar de los 300 metros que es el límite actualmente.