Domingo, 27 de Abril de 2008

Sanidad autoriza la venta de aceite de girasol

Soria explicará en el Congreso por qué se retiró el producto del mercado

RAMIRO VAREA ·27/04/2008 - 21:46h


El Ministerio de Sanidad autorizó a última hora de ayer la venta de aceite de girasol. El departamento que dirige Bernat Soria dejó ayer sin efecto la recomendación de no consumir este producto y garantizó que “todo el aceite de girasol que mañana (por hoy) estará a la venta en los establecimientos de distribución no procede de Ucrania” .

El ministerio asegura que “las autoridades sanitarias y los responsables del sector han concluido satisfactoriamente el proceso de recogida y reposición de producto seguro en la cadena
de distribución”.

Sanidad anunció que se dará a conocer qué marcas se comercializaron con aceite adulterado. El ministerio reconoció ayer que los restos tóxicos han afectado a varias marcas con presencia en el mercado, no exclusivamente blancas. Aún se desconoce la cantidad exacta de litros que han podido verse afectados por la remesa tóxica. La Agencia de Alimentos y Mercancías (WMA) calcula que hasta 57.000 toneladas de aceite adulterado podrían haberse colado en la UE. Soria, ha anunciado que comparecerá en el Congreso a petición propia para explicar su gestión de la crisis. Será hoy cuando realice esta petición a la Cámara Baja.
Además, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, destacó ayer que el principal objetivo de Sanidad es el de “garantizar la salud de los consumidores”. También indicó que el aceite adulterado “está controlado”.

“Política de desconcierto”

Por su parte, el PP se mostró muy crítico con la “política de desconcierto” que, a su juicio, ha practicado estos días Bernat Soria. La portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, cargó ayer contra el ministro, ya que “no puede generar alarma un día y al día siguiente pedir calma”. “Ya está bien de política de bandazos cuando se está hablando de los derechos de los consumidores y del futuro de los productores”, remachó Sáenz de Santamaría. La dirigente del PP pidió a Soria que no siembre la desesperanza entre los agricultores y los productores.
Los populares preguntarán al ministro cuándo se conoció la situación del aceite contaminado y “si existe algún riesgo” para la salud.