Domingo, 27 de Abril de 2008

La Liga Norte logra cuatro ministerios clave en Italia

La mujer de Berlusconi dice que su país «no está satisfecho» con la unificación

Público ·27/04/2008 - 21:16h

La Liga Norte, el partido xenófobo y antieuropeísta que lidera Umberto Bossi, logró ayer doblegar la resistencia de Silvio Berlusconi a una presencia de peso en el próximo ejecutivo italiano y anunció que asumirá al menos tres ministerios clave como Interior, Agricultura, Reformas Públicos. El propio Bossi será el ministro sin cartera y se encargará de acometer el desarrollo del espinoso tema del federalismo italiano.

La agencia italiana Ansa, que cita fuentes cercanas al político lombardo, apunta que, tras una reunión maratoniana, el líder de la Liga Norte logró convencer a Berlusconi de que para formalizar un pacto de gobierno era indispensable que Roberto Maroni, ex ministro de Trabajo y ex alcalde de Varese, se haga cargo del ministerio del Interior.

Para Bossi, cuyo programa de Gobierno se sustenta en la lucha contra la corrupción y en la tolerancia cero con la inmigración, la única manera de cumplir su palabra era colocando a su hombre fuerte al frente de la seguridad del Estado. Además, el ex presidente de la provincia de Treviso, Luca Zaia, será ministro de Agricultura y administrará los cuantiosos fondos de la UE.

Bossi también se aseguró de que el conflictivo Roberto Calderoli se haga cargo de la vicepresidencia del país y regrese al Ministerio para las Reformas Públicas que tuvo que abandonar en la segunda etapa de Berlusconi al frente del Gobierno, tras aparecer en público vistiendo una camiseta con las viñetas de Mahoma.  

A cambio de estos costosos gestos, el primer ministro electo Berlusconi obtuvo la garantía del líder lombardo de que no planteará la fractura del Estado italiano.

Quien se despachó a gusto sobre la unidad política del país fue la esposa de Berlusconi, Verónica Lario, en una entrevista al diario romano La Stampa que ha provocado un terremoto político.

Según Lario, "Italia nunca ha sido un país satisfecho con la unificación". En su opinión, "el norte ya está cansadas de tirar del resto del país y de no encontrar apoyo en los políticos de izquierda". 

 Regresa Calderoli, el incontenible

Vicepresidente y ministro para las reformas públicas

Roberto Calderoli regresa al Ejecutivo italiano tras su tormentosa salida de 2006, cuando apareció vestido con una camiseta en la que podía verse la conflictiva viñeta sobre Mahoma. Libia protestó y Berlusconi, entonces acorralado por la justicia y a punto de convocar elecciones legislativas le obligó a dimitir.

Un ministro del interior incómodo en Europa

Como ministro de Trabajo del anterior Gobierno de Berlusconi, Roberto Maroni propuso la celebración de un referéndum para abandonar el euro y regresar a la lira. La UE le pidió “un poco de reflexión” antes de hablar.

Ministro de Agricultura con gran presupuesto

Como vicepresidente del Veneto, Luca Zaia, dijo que negar la escolarización a los inmigrantes “es una batalla de la civilización a favor de todos los niños”.