Domingo, 27 de Abril de 2008

El Levante dio la cara hasta el final y descendió tras desconvocar la huelga

EFE ·27/04/2008 - 21:23h

EFE - El delantero francés del Recreativo de Huelva, Sinama Pongolle (i), lucha el balón aéreo con el defensa del Levante, Álvaro Luiz Maior (i), durante el partido correspondiente a la 34º jornada de Liga que se disputó en el estadio Nuevo Colombino, de Huelva.

El Levante descendió hoy a Segunda División tras haber militado dos campañas consecutivas en Primera y haber dado la cara hasta el último momento, haber sufrido todo tipo de problemas económicos y deportivos y haber jugado en Huelva tras haber desconvocado la huelga anunciada desde hace una semana.

El equipo valenciano, el primero en descender en la presente campaña, perdió por 2-0 ante el Recre y ahora se encuentra a quince puntos del decimoséptimo clasificado, el Osasuna, al que no puede dar alcance porque tan sólo restan cuatro partidos para la conclusión de la Liga, en los que podrá sumar un máximo de doce puntos.

El proyecto tuvo un mal inicio con el equipo situado desde el principio en la zona baja de la tabla, ya que ha sido el colista habitual de la Primera División, con tres entrenadores y una diáspora de jugadores en el mercado de invierno.

Con Abel Resino como primer entrenador, tras su destitución se hizo cargo del equipo el italiano Giovanni de Biasi, que trató de lograr la permanencia y que dejó la entidad cuando vio que ésta no era posible para marcharse al Torino italiano.

La marcha de futbolistas como Viqueira, Savio, Storari, Cirillo o Riganó provocó un giro de 180 grados en la estructura del equipo, la entrada de jóvenes de la cantera en las alineaciones levantinistas, en las formaciones de un equipo que a pesar de la distancia con la permanencia, lucho hasta el final.

Pocas alegrías ha dado este Levante en su quinta campaña en Primera División, tras haber militado dos años en la máxima categoría en los años sesenta del pasado siglo, antes de haberlo hecho en la Liga 2004-2005 y, tras su tercer ascenso, en la 2006-2007 y 2007-2008, en la que ha vuelto a bajar.

El esfuerzo deportivo del Levante ha avanzado en paralelo a los problemas económicos vividos por la entidad, que han llegado a un punto de conflictividad extrema, lo que provocó la decisión de la plantilla de ponerse en huelga y sólo 48 horas antes del partido de Huelva, el problema se resolvió.

Los jugadores aceptaron las condiciones derivadas de la propuesta del ayuntamiento el pasado viernes y han jugado en Huelva, donde finalmente no se ha producido una huelga sin precedentes en el fútbol español que habría podido condicionar el desarrollo de la competición.

De la mano de De Biasi el equipo había salvado el primer "match ball" en Sevilla ante el Betis y ya con José Angel Moreno, la semana pasada en casa ante el Getafe, el segundo.

A la tercera se ha consumado el descenso y ahora el Levante tiene que dar la cara en los cuatro partido finales de la temporada ante Espanyol en casa, en La Coruña, ante su público de nuevo contra el Valencia y finalmente en el Santiago Bernabeu contra el Real Madrid.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad