Domingo, 27 de Abril de 2008

El Inter tendrá que esperar para cantar el alirón tras la victoria del Roma

EFE ·27/04/2008 - 20:52h

EFE - El brasileño Amantino Mancini del As Roma, (d), celebra junto a su compañero de equipo Mirko Vucini tras marcar frente al Torino durante el encuentro de primer división italiana Seria A que ambos equipos disputan en el estadio Olímpico de Roma, Italia.

El Inter tendrá que esperar a la próxima jornada, en el que disputará el derbi milanés frente al Milán, para poder ganar el "scudetto" número 16 de su historia, ya que aunque hoy venció al Cagliari (2-1), la victoria del Roma frente al Torino (4-1), impidió que los "nerazzurri" pudieran cantar el alirón.

El Juventus Turín, tercero de la tabla, se adjudicó matemáticamente su regreso a la fase previa de la Liga de Campeones de Europa, al ganar por un contundente 5-2 a un Lazio que está en mitad de la tabla sin aspiración alguna y pensando ya sólo en la Copa de Italia.

En una trigésimo quinta jornada liguera en la que los interistas no quitaron ojo a lo que ocurría en el "Olímpico" de Roma, el conjunto de Roberto Mancini jugó un partido de nervios frente a un Cagliari que tendrá que jugar a fondo hasta el final para poder salvarse, ya que se encuentra el sexto por la cola, a solo cinco puntos del "farolillo" Livorno y a tan sólo dos de la zona descenso.

El partido en "San Siro" comenzó con poco brillantez y hasta el minuto 22 el Inter parecía perdido. Sin embargo, el gol del argentino Julio Cruz en ese minuto cambió las tornas.

Poco antes del descanso, el interista argentinto Esteban Cambiasso (m.42) perdió una magnifica ocasión de ampliar la ventaja de su equipo, al igual que el isleño Acquafresca dispuso la suya para el empate.

En la segunda parte, el Inter entró empujando, con buenas jugada de Cambiasso y de su compatriota Cruz, que en el 81 estuvo cerca de marcar nuevamente.

Después de mucho insistir el equipo milanés, fue el defensa Marco Materazzi (m.82) quien anotase el 2-0 de la tranquilidad. De poco sirvió ya que el visitante Biondi (m.90) descontase la desventaja cagliertana, pues el triunfo ya era interista.

Sí aguó el posible "alirón" un Roma intratable y que prácticamente se ha asegurado la segunda plaza de la Liga al vencer al Torino (4-1), que se despeña hacia la Segunda división y ya se encuentra el quinto por la cola, a sólo cuatro puntos del colista Livorno y a uno de los puestos de descenso.

En el minuto 18 llegó el primer gol romanista, obra del chileno David Pizarro, que marcó el penalti con el que el árbitro sancionó una jugada de Pisano sobre Perrotta.

El carrusel de goles romanistas no se hizo esperar: el croata Vucinic marcó el segundo en el minuto 20 y el brasileño Mancini hizo su doblete, al marcar en el minuto 26 y en el 32.

En la segunda parte, el Roma notó el esfuerzo desarrollado y el Torino en el minuto 50 marcó su único gol, obra de Ventola.

El Juventus de Turín vivió hoy una jornada inolvidable, ya que en un año no sólo subió de la Segunda división -donde estuvo castigado por el escándalo de corrupción en el "calcio"- a la Primera, sino que además se garantizó un puesto en la Liga de Campeones, aunque tenga que jugar los preliminares.

La bastaba ganar, pero el Juve no se conformó con un gol, sino que en un tarde de gloria marcó cinco a un Lazio desorientado, que de todas maneras consiguió dos tantos.

El equipo del técnico Claudio Raineri marcó cuatro tantos en poco más de media hora: comenzó Chiellini en el minuto 15, seguido del argentino Mauro Germán Camoranesi en el 21, el capitán Alessandro Del Piero en el 32 y el francés David Trezeguet en el 34.

Así se llegó a la segunda parte, en la que el Lazio, aprovechándose de un Juventus satisfecho, empujó, logrando dos goles, uno de Bianchi en el minuto 55 y otro de Siviglia en el 61.

Parecía que iba a concluir con el 4-2 hasta que Chiellini logró su segundo tanto en el minuto 88. Camoranesi hizo un magnífico partido, en un encuentro en el que fue expulsado Siviglia.

El Milán logró otro abultado triunfo en casa del colista Livorno (1-4), que le permite seguir soñando con la cuarta plaza (última de acceso a la fase preliminar de la Liga de Campeones.

Un fuera de serie Filippo Inzaghi logró tres goles seguidos, en los minutos 23, 52 y 61, mientras que el cuarto tanto milanista lo consiguió el holandés Clarence Seedorf en el minuto 71.

Por el Livorno, donde el español Diego Tristán jugó sólo desde el minuto 55, el croata Knezevic marcó el tanto de la honra local. El club toscano se hunde al final de la tabla junto.

El Milán se coloca a dos puntos del Fiorentina, que es cuarto y que cedió "in extremis" un empate casero ante el Sampdoria (2-2).

El Fiorentina mostró el cansancio de la Copa de la UEFA y cedió un empate ante el Sampdoria tras 90 minutos en los que el marcador varió tanto a favor de uno como de otro.

Tras una primera parte aburrida, en el minuto 63 el bergamasco Maggio marcó para el Sampdoria. Un gol de Cristian Vieri en el minuto 78 llevó al empate y el rumano Adrian Mutu de penalti consiguió el 2-1 para los florentinos.

Así parecía que iba a acabar el encuentro, cuando en el minuto 93 Guastaldello logró de nuevo un empate para el Sampdoria que refrenda sus opciones de Copa UEFA pero supone un "jarro de agua fría" en las del Fiorentina por eludir el asalto del Milán.

El Palermo y al Atalanta disputaron un aburrido partido que acabó con empate sin goles, en el que apenas se vivieron momentos de emoción. Lo mismo pasó en el Nápoles-Siena, un encuentro sin ritmo en el que la hinchada napolitana vio como desaparecen las posibilidades de ver al club partenopeo jugando la Copa Uefa.

El Empoli sacó tres puntos de Génova, al ganar a los de casa por 0-1, con gol marcado en el minuto 15 por Abate. El triunfo supone un balón de oxígeno para el club toscano, que aunque está cuarto por la cola, en puestos de descenso, sigue con la esperanza de salvación.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad