Domingo, 27 de Abril de 2008

La policía atribuye a un ajuste de cuentas entre bandas el asesinato de Valladolid

EFE ·27/04/2008 - 12:26h

EFE - Restos de sangre en el lugar donde un joven ha muerto y otros dos han resultado heridos en el tiroteo ocurrido esta madrugada en Valladolid, que inicialmente se atribuye a un ajuste de cuentas, tras recibir catorce disparos de bala por parte de una persona en una céntrica calle de la ciudad.

Un ajuste de cuentas entre bandas rivales explicaría, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno, el tiroteo registrado esta madrugada en el centro de la ciudad de Valladolid, cuyo autor material busca la Policía después de haber dejado un muerto, de nacionalidad marroquí, y dos heridos.

Hasta catorce disparos, con una pistola del calibre nueve milímetros parabellum, efectuó el asesino durante el tiroteo ocurrido poco después de las cuatro horas de esta madrugada en el cruce de la calle García Lesmes con la de Panaderos, contra tres jóvenes que se encontraban en el interior de un coche robado.

El responsable de los disparos huyó en dirección a la estación de ferrocarril y aún lo busca la Policía, cuyas investigaciones se han encaminado inicialmente a un posible ajuste de cuentas entre dos bandas rivales.

El fallecido es un joven nacido en 1987, natural de Marruecos, cuyas iniciales son I.H. y que presentaba varios impactos de bala.

Uno de los heridos es D.J.J., nacido en 1989, que intentó salir del coche para huir de su agresor y recibió dos impactos de bala, al menos uno de ellos en su brazo izquierdo.

Después de ser atendido en el Hospital Pío del Río Hortega, fue dado de alta e inmediatamente detenido como presunto autor del robo del coche en que se encontraba cuando se produjo el suceso.

El otro herido es C.R.I., de 18 años, al que le alcanzaron cinco disparos en una pierna de los que fue operado en el Hospital Clínico Universitario y su estado es menos grave.

Otros dos heridos por arma de fuego, aunque nada tienen que ver con el referido tiroteo, han sido atendidos esta madrugada en la capital vallisoletana, uno de ellos con una herida de bala en una pierna, recibida en un bar del cercano municipio de La Cistérniga, y que por su propia cuenta se presentó en el Hospital Clínico Universitario.