Domingo, 27 de Abril de 2008

Una comisión investigará el incendio en una fábrica marroquí que causó 55 muertos

EFE ·27/04/2008 - 20:20h

EFE - Rachid Housani, (i), uno de los supervivientes del gran incendio de una fábrica en Casablanca, descansa en el hospital hoy, tras recibir tratamiento.

El Gobierno marroquí anunció hoy la creación de una comisión ministerial para investigar las posibles irregularidades administrativas y jurídicas que pudieron provocar la muerte de 55 obreros en un incendio que se desencadenó ayer en una fábrica de Casablanca.

La comisión está formada por el ministro de Interior, Chakib Benmusa, el ministro de Empleo y Formación Profesional, Yamal Gmani, el ministro de Industria y Comercio, Ahmed Chami y la ministra de Salud, Yasmina Badú, además de representantes de las autoridades locales, según precisó el ministro marroquí de Comunicación y Portavoz del Gobierno, Jalid Naciri.

"Esta comisión está encargada de llevar a cabo una investigación administrativa profunda y urgente en paralelo a la de la fiscalía general, con el fin de saber si disfunciones administrativas y jurídicas fueron la causa de este incendio", señaló Naciri.

El comandante regional de la protección civil de Casablanca, Mustafa Tauil, dijo, en declaraciones difundidas anoche por la primera cadena de televisión estatal, que "la gravedad del incendio se debió a la ausencia de medidas de seguridad necesarias en este tipo de actividades industriales".

El incendio que comenzó ayer, hacia las 10:00 gmt, en una fábrica de cuatro pisos especializada en la fabricación de colchones, situada en el barrio de Lisasfa, se propagó rápidamente por todo el inmueble debido a la naturaleza de sus productos químicos.

Del centenar de empleados de la fábrica Rosamor que estaban presentes, solo 45 de ellos fueron rescatados por la protección civil, y doce de ellos que tenían heridas graves fueron ingresados en el hospital Ibn Rochd de Casablanca y en el hospital militar Mohamed V de Rabat.

Según las constataciones de responsables de la delegación del ministerio de Empleo en Casablanca, el edificio carece de salidas de emergencia, con lo que los obreros quedaron atrapados en las cuatro plantas de la fábrica.

Además, las ventanas tienen rejas de hierro, lo que impidió a los empleados saltar al exterior.