Domingo, 27 de Abril de 2008

Tadic dice que los serbiokosovares viven muy aislados en Kosovo

EFE ·27/04/2008 - 19:36h

EFE - El presidente de Serbia, Boris Tadic, enciende una vela en el monasterio medieval ortodoxo de Visoki Decani, a 90 kilómetros cerca de Pristina. Tadic viajó a Kosovo ayer para orar junto a la comunidad serbia durante la pascua Ortodoxa.

El presidente de Serbia, Boris Tadic, afirmó hoy que los habitantes serbios de Kosovo viven en un gran aislamiento y soportan grandes privaciones.

Tadic hizo esa afirmación durante su primera visita a Kosovo tras la autoproclamación kosovar de independencia, efectuada por el Parlamento de Pristina el pasado 17 de febrero, que Belgrado no reconoce y rechaza como "legal".

El primer ministro kosovar, Hashim Thaci, calificó de "histórico" el viaje de Tadic, que catalogó como la primera visita de un jefe de Estado extranjero al nuevo país, mientras que para Tadic se trata de la visita a una provincia serbia.

Sin embargo, Thaci precisó:"Boris Tadic es el primer presidente de otro país que visita Kosovo tras su independencia. Habrá visto bien el saludo en la frontera 'Bienvenido a la República de Kosovo'".

En su visita, el presidente serbio participó en una misa en el monasterio ortodoxo de Visoki Decani, a unos 90 kilómetros al oeste de Pristina, y aprovechó la oportunidad para enviar un mensaje en el que resalta la disposición de Belgrado a encontrar una solución sin reconocer la soberanía de Kosovo.

"Esta es también una oportunidad de mostrar a las instituciones internacionales, a la gente en todo el mundo, y a los representantes de Naciones Unidas que la existencia de Kosovo es valiosa", dijo Tadic.

"Y cómo es posible encontrar una solución para esta gente y para esta situación tan difícil que debemos afrontar juntos", añadió.

Sin embargo, los líderes albanokosovares dan por concluido y definitivo el proceso de independencia.

Un gran despliegue de medidas de seguridad acompañaron la visita de Tadic, sin que se produjeran incidentes, aunque el temor fue atizado anoche, cuando se registró una explosión en el norte de Kosovo, donde se concentra la minoría de habitantes serbios, a unos 150 kilómetros del lugar donde se encontraba Tadic.