Domingo, 27 de Abril de 2008

IU e ICV piden eliminar el crucifijo y la Biblia en los actos de acatamiento de la Constitución

Las formaciones quieren erradicar del protocolo de esta clase de ceremonias "todo tipo de simbología religiosa" porque, argumentan, es lo que corresponde en un "Estado aconfesional" como el español

EFE ·27/04/2008 - 13:34h

Los diputados de IU, Gaspar Llamazares, y de ICV, Joan Herrera, han registrado en el Congreso una petición al Gobierno para eliminar el crucifijo y la Biblia en las ceremonias de acatamiento de la Constitución por los cargos públicos.

La solicitud, presentada en el registro de la Cámara Baja el pasado jueves, pretende modificar el protocolo de los actos en los que el presidente del Gobierno, o los ministros, acatan la Constitución mediante la fórmula de la promesa o el juramento.

En tales actos, tales cargos públicos prometen o juran la Carta Magna ante un crucifijo y una Biblia.

Simbología religiosa 

IU e ICV quieren erradicar del protocolo de esta clase de ceremonias "todo tipo de simbología religiosa" porque, argumentan, es lo que corresponde en un "Estado aconfesional" como el español.

"Es lo que corresponde a un Estado aconfesional" 

Asimismo, solicitan la elaboración de un "protocolo aconfesional" tanto para dichas ceremonias institucionales como para las relaciones con las distintas confesiones religiosas.

Se trata, como indican Llamazares y Herrera en el texto de justificación de la iniciativa, de una "asignatura pendiente" en un país en el que "militares y policías desfilan en procesiones religiosas" y en el que "aún quedan cruces en colegios".

Base legal 

IU e ICV destacan que el uso y la presencia de los símbolos religiosos carecen de "base legal".

Precisan que el Real Decreto que establece la forma de estos actos de acatamiento de la Constitución, y que permite elegir entre la promesa o el juramento de la Carta Magna, no hace por el contrario ninguna alusión a los símbolos religiosos.

"No es entendible ni justificable que en un Estado aconfesional los ministros juren o prometan el acatamiento de la Constitución ante una Biblia y un crucifijo", apostilla el texto.