Sábado, 26 de Abril de 2008

Matemáticas en el año 3000

Una profesora estadounidense desvela los guiños científicos de la serie de culto 'Futurama'.

PATRICIA FERNÁNDEZ DE LIS ·26/04/2008 - 21:20h

Bender está aterrorizado. El robot doblador de vigas está pasando la noche en un castillo y, tal y como le sucede a Shelley Duval en El Resplandor, se ha quedado sin habla porque ha visto reflejado en un espejo un mensaje escalofriante. Después de leerlo, huye despavorido. El mensaje dice “1010011010” (666, el número de la Bestia, en lenguaje binario).

La broma es incomprensible para cualquiera que no sea un geek (un entusiasta de la tecnología, en traducción libre), pero es uno de los muchos guiños científicos que aparecen en la serie de culto Futurama, salida de la imaginación de Matt Groening (creador de Los Simpson) y de David X. Cohen. Ambos son aficionados a la tecnología y la ciencia-ficción, y Cohen es, además, licenciado en Física por Harvard y máster en Informática por Berkeley.

La afición y formación de ambos se refleja en la serie, la más cientificofílica de la televisión. Además, el plantel de guionistas está plagado de científicos: hay cinco doctores, en matemáticas, informática, filosofía, química y matemáticas aplicadas.

Futurama cuenta la historia de Fry, un repartidor de pizza criogenizado por accidente en el año 2000 que despierta en el 3000. Allí entabla amistad con su tataratataratataranieto(H. Farnsworth), un robot borracho (Bender) y una mutante de un solo ojo (Leela). La serie fue un éxito, pero duró sólo cuatro temporadas porque Fox decidió cancelarla.

“La cadena pasó de sentir una gran excitación a un gran miedo”, recordaba Matt Groening en la revista Wired en noviembre. En la serie, los personajes se suicidaban en cabinas telefónicas y visitaban locales de strip-tease para robots, y uno de los protagonistas, Bender, era un inmoral, alcohólico, ladrón y fumador de puros. Demasiado para la cadena de Rupert Murdoch.

Película en DVD

La serie fue cancelada, pero el pasado noviembre, Groening y Cohen volvían con la película Bender’s Big Score, que acaba de llegar a España en DVD. En uno de sus extras, la profesora de matemáticas en la Universidad Appalachian State Sarah Greenwald explica los guiños de la serie con la ciencia, después de haberla estudiado en profundidad.

“Empecé a pensar cómo podía motivar y provocar a mis estudiantes, especialmente aquéllos que tiene fobia a las matemáticas”, explica. “El sentido del humor funciona para todo en la vida, especialmente para enseñar y aprender matemáticas”, añade.

"El sentido del humor funciona para todo en la vida"

Además, explica la profesora, la carrera como guionistas de los científicos de Futurama podría ayudar a los estudiantes a darse cuenta de que la suya no tiene por qué acabar en un laboratorio.

¿Cuáles son los guiños científicos de Futurama? Entre ellos está la compleja construcción del pabellón Madison Cube Garden, las constantes referencias al número pi o las carcajadas de Bender y su gemelo malvado Flexo al descubrir que sus números de serie (3370318 y 2716057) se pueden expresar como la suma de dos cubos.

Más compleja es la referencia, también constante, al número 1729, “porque, para entenderlo, hacen falta seis años de carrera”, dice Cohen en la web de Greenwald.

Los fans esperan ahora una nueva temporada de esta serie que, entre otras cosas, y como resume Greenwald, demuestra que “las matemáticas puede ser, en sí mismas, tan divertidas como Futurama”.