Sábado, 26 de Abril de 2008

El PSOE abre el debate interno sobre financiación autonómica

Zapatero reafirma ante el Comité Federal que el cambio de modelo debe pactarse con el PP

G. LÓPEZ ALBA ·26/04/2008 - 19:42h

Hola y hasta julio. No se recuerda una reunión tan breve del Comité Federal del PSOE como la de hoy: apenas dos horas y sólo cinco peticiones de palabra.

Convertido este órgano en comité de asentimiento desde que la caída de Pasqual Maragall dejó sin alicientes para la controversia interna, la convocatoria de hoy tenía un sabor especial. Algunos de los de más de 200 miembros que integran este sanedrín ya no volverán al renovarse su composición en el próximo congreso, convocado oficialmente para los primeros días de julio, dos semanas después de que lo haya celebrado el PP.

La reforma del sistema de financiación autonómica fue el único asunto objeto, si no de debate, de intercambio de pareceres. Lo provocó el extremeño Francisco Fuentes, quien advirtió de que quienes (los nacionalistas catalanes) han reclamado la publicación de las balanzas fiscales no las quieren "para estudiarlas", sino para utilizarlas como instrumento "de presión política". Agregó que algunas comunidades autónomas pretenden el modelo del cupo vasco, lo que, a su juicio, sería tanto como "generalizar la injusticia". Y, en sintonía con los andaluces, puso énfasis en que "lo que importan son las personas, no los territorios".

Principios básicos

José Luis Rodríguez Zapatero reveló entonces que ya ha encargado a la Ejecutiva que abra una reflexión para consensuar internamente un criterio común antes de abrir la negociación con las demás fuerzas políticas y las comunidades autónomas.

Ese criterio, según dijo, debe ahormarse en torno a tres principios: corresponsabilidad, suficiencia financiera y solidaridad o cohesión interterritorial. Y la negociación, según reafirmó, ha de buscar el acuerdo con el Partido Popular, no sólo por tratarse de un asunto de Estado, sino porque los conservadores gobiernan en cinco comunidades, algunas de tanto peso como Valencia y Madrid.

Esta reflexión fue aprovechada por el presidente de la Federación Española de Municipios, Pedro Castro, y por la alcaldesa de Lasarte, Ana Urtxueguia, para recordar que también debe abordarse la financiación local. Los dos alcaldes coincidieron en sugerir acuerdos para la cesión de suelo público que permita construir viviendas de protección oficial y, al mismo tiempo, contribuir a combatir la desaceleración económica.

Política del agua, sin cambios

Por otra parte, al hilo de la polémica suscitada por el minitrasvase de agua a Barcelona, Zapatero aseguró que "no habrá mercado del agua" y que el Gobierno mantendrá su política de apostar por las desaladoras. Su declaración fue celebrada por el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, para quien ha quedado claro que "no se tocará ni un litro más del Ebro".