Sábado, 26 de Abril de 2008

El Dalai Lama acepta las negociaciones con China si son "serias"

EFE ·26/04/2008 - 18:29h

EFE - El líder espiritual y político del Tibet, el Dalai Lama, se mete en un coche tras llegar de su visita a los Estados Unidos en Dharamshala, India. El Dalai Lama ha vuelto a India un día después de que China dijera que acepta reunirse con los enviados del Dalai para tratar los asuntos sobre el Tibet.

El líder espiritual y político de los tibetanos, el Dalai Lama, dio hoy la bienvenida a posibles negociaciones con China siempre que sean "serias", según dijo al regresar a la India de un viaje por EEUU.

"Depende de qué tipo de conversciones. Si son conversaciones serias son bienvenidas", declaró el Dalai Lama a la prensa en Nueva Delhi, para considerar insuficiente un "simple cara a cara", según la agencia PTI.

La agencia oficial china, Xinhua, anunció ayer que en próximos días "los departamentos pertinentes" del Gobierno central mantendrán "contacto y consultas" con un representante privado del Dalai Lama.

"Se espera que a través de estos contactos y consultas, el Dalai Lama tome decisiones creíbles para frenar las actividades destinadas a separar China, que deje de conspirar para incitar a la violencia y de interrumpir y sabotear los Juegos Olímpicos de Pekín, de cara a crear condiciones para el diálogo", señalaron las fuentes.

El Dalai Lama está exiliado en la India desde 1959, tras el fracaso de un levantamiento tibetano contra el régimen chino, y se estableció en la ciudad norteña de Dharamsala, en el Himalaya.

En un comunicado distribuido a la prensa, el jefe del Gobierno tibetano en el exilio de Dharamsala, Samdhong Rinpoche, aceptó hoy la oferta china de conversaciones pero dijo que, antes, sería necesario que se recupere la normalidad en el Tíbet, tras la revuelta registrada en marzo.

"Es necesario un retorno a la normalidad antes de la reanudación formal de conversaciones", dijo Rinpoche según PTI, y añadió que su Gobierno está "dispuesto a dar todos los pasos para ello".

Rinpoche añadió que, para que el diálogo sea "productivo", el Gobierno chino debe "reconocer el papel positivo del líder espiritual tibetano en lugar de dar rienda suelta a la campaña de difamación en su contra".

China acusa al Dalai Lama de buscar la independencia del Tíbet y de haber instigado las protestas del pasado 14 de marzo en la región, en las que, según el Gobierno chino, murió una veintena de civiles, mientras el tibetano en el exilio denunció unos 140 muertos.

Ambas partes han sostenido ya seis rondas de conversaciones, aunque no ha habido contactos desde julio de 2007, según confirmó a Efe el portavoz del Dalai Lama.