Viernes, 25 de Abril de 2008

Absueltos a pesar de los 50 tiros del cadáver

ISABEL PIQUER, corresponsal ·25/04/2008 - 21:49h

REUTERS - Velas por Bell.

Un tribunal de Nueva York absolvió ayer a los tres policías que el 25 de noviembre de 2006 acribillaron a balazos a un afroamericano de 23 años, Sean Bell, a la salida del bar donde había celebrado su despedida de soltero.

Tras casi dos meses y más de 50 testimonios, incluido el de los dos amigos de Bell que iban con él esa noche y resultaron heridos, el juez dictaminó que no había pruebas suficientes para acusar a los policías de homicidio.

Los agentes justificaron las 50 balas que se encontraron en el cuerpo de Bell con la misma excusa que se invocó en otra muerte policial, la del inmigrante africano Amadou Diallo en 1999: que el sospechoso llevaba un arma, lo que en ambos casos resultó ser falso.

Familiares y manifestantes protestaron por el veredicto en el tribunal. "Asesinos", gritaron algunos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad