Viernes, 25 de Abril de 2008

El Pentágono acusa a Irán de incrementar su apoyo a la insurgencia iraquí

EFE ·25/04/2008 - 20:05h

EFE - Dijo no tener "pruebas definitivas" de que los máximos responsables iraníes hayan aprobado directamente el apoyo a la insurgencia iraquí pero aseguró que dada la participación de las fuerzas de elite iraníes en Basra "resulta difícil" creer que "el máximo liderazgo iraní" no tiene conocimiento de lo que ocurre.

El jefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, Michael Mullen, acusó hoy a Irán de prestar un creciente apoyo armamentístico y logístico a la insurgencia iraquí.

"Estoy extremadamente preocupado por lo que considero es una creciente influencia letal y maligna del gobierno (de Teherán) y en particular de (la fuerza de elite) Qods (de la Guardia Revolucionaria iraní) sobre todo en Irak y a través de Oriente Medio", apuntó hoy Mullen en rueda de prensa.

Dijo no tener "pruebas definitivas" de que los máximos responsables iraníes hayan aprobado directamente el apoyo a la insurgencia iraquí pero aseguró que dada la participación de las fuerzas de elite iraníes en Basra "resulta difícil" creer que "el máximo liderazgo iraní" no tiene conocimiento de lo que ocurre.

Aseguró que sí es consciente de que Irán está canalizando armas hacia el país vecino, incluidos a grupos en Basra.

"El Gobierno iraquí prometió poner fin a ese tipo de actividades hace algunos meses pero es evidente que no lo han hecho", afirmó.

Apuntó que los iraníes no solo están facilitando armas, sino que "siguen entrenando a iraquíes en Irán" para que regresen a Irak y luchen contra los soldados estadounidenses desplegados en el país.

Añadió que EE.UU. ha detectado un apoyo similar por parte de Irán a los talibanes en Afganistán.

Sus palabras coinciden con la publicación hoy de un artículo en el diario The Wall Street Journal que adelanta que EE.UU. planea hacer públicas pruebas próximamente del respaldo iraní a los grupos rebeldes en Irak.

Funcionarios en Washington y Bagdad informaron al Journal que han incautado morteros, cohetes y explosivos en Irak con sellos que indican que fueron fabricados durante los dos últimos meses.

"Me consta que algunas de las armas encontradas son muy recientes", explicó Mullen.

Teherán niega haber canalizado armas hacia Irak o haber facilitado entrenamiento a los militantes chiíes en el país vecino y ha tachado las acusaciones de Washington de propaganda.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad