Viernes, 25 de Abril de 2008

"Las cámaras de gas sólo fueron una anécdota de la Segunda Guerra Mundial"

Jean-Marie Le Pen, líder de laultraderecha francesa, desbarra en una entrevista en la publicación Bretons y da una lección de cultura negacionista del Holocausto

PÚBLICO.ES ·25/04/2008 - 16:56h

Ni siquiera los años hacen que Jean-Marie Le Pen recapacite. En una entrevista publicada por la revista mensual Bretons, (distribuida en Bretaña y París), el presidente del Frente Nacional (FN) insiste en que "las cámaras de gas son sólo una anécdota en la historia de la Segunda Guerra Mundial".

Según recuerda hoy Libération, en 1987 Le Pen utilizó estos mismos términos, lo que le costó una multa de 183.000 euros. Por el mismo tipo de comentarios, Bruno Gollnisch, número dos del partido y ex profesor de Derecho Internacional en la universidad Lyon III, fue inhabilitado por cinco años en 2004 tras decir en una clase que las cámaras de gas no existieron.

Después del revuelo que causó la publicación, el presidente del FN dijo esta mañana en un comunicado que él había prohibido a la revista sacar la entrevista: "La revista Bretons publica una entrevista con determinados sumarios que sólo quieren provocar. No sólo no he autorizado la publicación, sino que además se lo hice saber por carta al director de Bretons quince días antes de que saliera al mercado".


"En Auschwitz había 80.000 trabajadores"

Éste es uno de esos sumarios a los que se refiere Le Pen. Según cuenta Libération, el líder de la extrema derecha recuerda en la entrevista que en la contienda hubo "50 millones de muertos", para tratar de restar importancia a los seis millones de judíos masacrados por los nazis. En ese instante, el periodista de Bretons le dice que "lo importante no es la cifra sino cómo murieron y todas las deportaciones de gente que fue asesinada en los campos de concentración", a lo que Le Pen contesta con "eso es porque usted cree que fue así. Yo no tengo por qué tener la misma opinión que usted. Yo creo que en Auschwitz, por ejemplo, estaba la fábrica IG Farben, donde trabajaban 80.000 personas que ni fueron gaseadas ni fueron quemadas vivas".

El periodista contraatacó con que no era sólo una opinión suya sino que historiadores de todas las sensibilidades políticas habían constatado que así fue, sin embargo Le Pen respodnió que "ése no es el problema. Yo no los contradigo, simplemente creo que eso es sólo un detalle de la guerra".

"Al salir del metro parece que estás en Casablanca"

A lo largo de la entrevista, el líder del FN tiene tiempo para demostrar las dosis de racismo que lleva dentro. No sabe con certeza si "Francia, tal y como la conocemos existirá dentro de cincuenta años" ya que opina que habrá "una mayoría musulmana". Y prosigue: "como por ejemplo es el caso de Roubaix, Marsella, o la banlieue de París, donde al salir del metro parece que estés en Tombuctú o Casablanca".

"Él mismo empezó a hacer todas estas consideraciones históricas"

Didier Le Corre, director de Bretons, tuvo tiempo de contestar a las acusaciones de Le Pen, también en Libération. "Todo esto salió de él mismo. Concertamos la entrevista y en ningún momento tratamos de provocarle. Nuestra primera intención era ver por qué Bretaña era la región que menos vota a Le Pen, pero tras la pregunta de "El Frente Nacional da menos miedo ahora", empezó a hablar. En toda la entrevista no nombramos una sola vez las cámaras de gas".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad