Viernes, 25 de Abril de 2008

España está a la cola de la UE en el uso de ordenadores e internet en la medicina general

EFE ·25/04/2008 - 19:13h

EFE - El 77 por ciento de los médicos generalistas en España utiliza un ordenador en su trabajo, mientras que sólo el 36 por ciento dispone de conexión de banda ancha, lo que sitúa al país por debajo de la media europea.

El 77 por ciento de los médicos generalistas en España utiliza un ordenador en su trabajo, mientras que sólo el 36 por ciento dispone de conexión de banda ancha, lo que sitúa al país por debajo de la media europea, según una encuesta sobre servicios sanitarios en línea publicada hoy.

El estudio revela que el 87 por ciento de los profesionales de la medicina general en la UE trabaja regularmente con un ordenador y que el porcentaje de conexión a banda ancha es del 48 por ciento.

Aunque el uso de las nuevas tecnologías está cada vez más extendido en medicina, existen grandes diferencias entre países, indica la encuesta, realizada el pasado año a partir de más de 7.000 aportaciones de profesionales generalistas de toda la Unión Europea.

En términos generales, los países a la cabeza en este ámbito son los nórdicos, especialmente Finlandia, Dinamarca y Suecia, mientras que algunos de los Estados del Este son los que menos recurren a ellas.

No obstante, en algunos de los nuevos socios comunitarios el uso de ordenadores en medicina está muy extendido, como demuestra el hecho de que todos los profesionales de Hungría, Estonia y Finlandia afirman trabajar regularmente con esa herramienta.

Por otra parte, Finlandia y Dinamarca cuentan con la mayor tasa de penetración de la banda ancha entre los médicos generalistas (92,7 y 91 por ciento, respectivamente), al tiempo que Rumanía tiene la más baja (alrededor del 5 por ciento).

En Dinamarca se recurre con frecuencia a la comunicación por correo electrónico entre médicos y pacientes (en un 60 por ciento de las consultas aproximadamente, frente a una media de tan sólo un 4 por ciento en la UE).

El informe destaca que, aunque los médicos europeos utilizan cada vez más los medios electrónicos para almacenar y enviar datos relacionados con sus pacientes, su uso todavía no ha alcanzado el nivel que desea la Comisión Europea.

Según Bruselas, el empleo de esas nuevas tecnologías aportaría ventajas, especialmente en el seguimiento a distancia de los pacientes o los servicios médicos transfronterizos.

Otra de las áreas por explotar son las recetas electrónicas, a las que en la actualidad sólo recurre el 6 por ciento de los médicos generalistas de la UE, dado que únicamente se aplican en Dinamarca (donde las utiliza el 97 por ciento), Holanda (71 por ciento) y Suecia (81 por ciento).

También otro ámbito que ofrece posibilidades es el seguimiento de un paciente a distancia, lo que sólo se hace en Suecia y Holanda.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad