Viernes, 25 de Abril de 2008

Un video muestra la despedida de un terrorista de su hija

EFE ·25/04/2008 - 13:16h

 

Unas imágenes de vídeo mostradas en un tribunal británico y emitidas por la BBC muestran cómo se despide de su hija el líder de los cuatro terroristas suicidas que el 7 de julio de 2005 mataron a 52 personas en sendos atentados con bomba en Londres.

En el vídeo, exhibido el jueves en el tribunal de Kingstone (sur de Londres) donde se juzga a tres hombres acusados de complicidad en aquellos sucesos, se ve a Mohammad Sidique Khan frente a un espejo filmándose a sí mismo con su hija pequeña, a la que lleva en brazos.

El terrorista, de 30 años, acaricia los cabellos de la niña, mientras le explica por qué ha decidido sacrificarse en nombre de Alá.

Sidique Khan le pide a la pequeña que cuide de su madre y que aprenda a luchar cuando sea mayor.

Voy a echarte mucho de menos 

"Cariño, ya no queda mucho tiempo. Voy a echarte mucho de menos. Te quiero con locura y has sido la mayor felicidad de mi vida. Tú y tu mamá, habéis sido una joya. No sé qué más decir".

"Me gustaría haber podido ser parte de tu vida, especialmente cuando crezcas, los próximos meses, cuando aprendas a caminar y decir cosas", agrega Khan.

"Pero tengo que hacer esto para nuestro futuro, y será lo mejor, ojalá, a largo plazo. Es lo más importante".

"Tengo que hacer esto para nuestro futuro, y será lo mejor"

El terrorista besa entonces el pelo de la pequeña antes de continuar: "Lo más importante es que te encomiende a Alá y que Alá cuide de ti. Hago lo que hago por el islam, no por obtener ninguna ventaja materialista".

"Maryam, sé fuerte, aprende a luchar. Luchar es bueno. Sé la mejor amiga de mamá. Cuida de ella, podéis hacer juntas muchas cosas, como luchar y cosas así", termina Khan.

El terrorista hizo la grabación poco después de decir sus oraciones de madrugada el 16 de noviembre de 2004.

Dos días más tarde volaría a Pakistán a luchar contra las tropas estadounidenses y británicas que combatían en el vecino Afganistán.

Una semana después de que Khan y otro de los terroristas suicidas, Shehzad Tanweer, llegaran a Pakistán, ambos cambiaron de plan y decidieron supuestamente atentar en la capital británica.