Jueves, 24 de Abril de 2008

Tan efectivo es vigilar enfermos de SIDA con síntomas como con los test de laboratorio

EFE ·24/04/2008 - 18:11h

EFE - Controlar enfermos de SIDA a través de los síntomas clínicos es casi tan efectivo como hacerlo con los más avanzados análisis de laboratorio, según un grupo de expertos que han realizado un estudio en Gran Bretaña

Controlar enfermos de SIDA a través de los síntomas clínicos es casi tan efectivo como hacerlo con los más avanzados análisis de laboratorio.

Esa es la principal conclusión a la que han llegado un grupo de expertos que han realizado un estudio en Gran Bretaña para determinar la eficacia en enfermos de SIDA de los tratamientos basados simplemente en los síntomas clínicos.

"Los resultados de este estudio deberían tranquilizar a los médicos en África y Asia que tratan literalmente a millones de personas sin test de laboratorio, porque no están poniendo en riesgo la vida de sus pacientes", dijo Charles Gilks, co-autor y coordinador del Tratamiento Antiretroviral y SIDA de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"De hecho, el resultado de su tratamiento es casi tan bueno como el de los pacientes en Estados Unidos y Europa, donde los tratamientos guiados por test de laboratorio son la norma", agregó Gilks citado en un comunicado distribuido por la OMS.

El objetivo del estudio era determinar las consecuencias a medio y largo plazo de los diferentes sistemas para analizar las terapias antiretrovirales: el que usa los signos y síntomas clínicos, o el que se basa en métodos más sofisticados y más caros pero mucho más inaccesibles, como los test inmunológicos y víricos.

Según los autores del estudio, los niveles de supervivencia de las personas tratadas en función de sus síntomas fueron casi idénticos que los de aquellas que fueron controladas con exámenes de laboratorio.

La media de supervivencia durante cinco años fue del 83% para los individuos controlados por laboratorio y 82% para los que lo fueron a través del análisis de sus síntomas.

Por otra parte, el estudio analizó si los controles físicos habían sido igual de efectivos para decidir cambiar de la primera línea de tratamientos recomendados por la OMS a las medicinas de segunda línea, mucho más caras.

De nuevo, el diagnóstico hecho en base a los análisis clínicos fue casi tan efectivo como el realizado en base a test de laboratorio.

El estudio usó modelos matemáticos que fueron diseñados para identificar problemas de emergencia e inconvenientes que pueden aparecer tras mucho tiempo usando los antiretrovirales.

Los autores consideran que "se debe seguir trabajando", dado que "el estudio está basado en proyecciones matemáticas y no en pacientes del mundo real".

El problema es que aún hay poca información real disponible porque ese tipo de tratamiento se aplica desde hace muy poco en los países en desarrollo aunque, no obstante, los autores aseguran que los datos disponibles confirman los resultados del estudio.