Jueves, 24 de Abril de 2008

Fomento dará 400 millones para desdoblar la N-II

También acuerda integrar el ferrocarril en los núcleos de Tarragona y Sitges

GLÒRIA AYUSO ·24/04/2008 - 21:19h

El sueño de los vecinos del Maresme de ver convertida la carretera Nacional II, sinónimo de colas, ruidos y accidentes, en una vía tranquila está algo más cerca. La titular de Fomento, Magdalena Álvarez, y el conseller de POlítica Territorial, Joaquim Nadal, cerraron ayer en Madrid varios acuerdos en favor del territorio catalán que echaron algo de tierra a las tensas relaciones mantenidas por el conflicto de las obras del AVE.

Fomento se comprometió a transferir la titularidad de los 52 kilómetros de N-II que discurren entre Montgat y Tordera a la Generalitat, así como 400 millones de euros. El dinero servirá para que el Govern construya otra carretera de paso alternativo que aleje los vehículos de los núcleos urbanos.

La carretera N-II es uno de los principales puntos negros de la red viaria de todo el Estado y los vecinos hace años que reclaman entre una de las posibles soluciones que el tráfico se desvíe por la C-32, de forma que pueda funcionar como ronda mediante la gratuidad del peaje. Una vez construida la nueva carretera, la Generalitat también se encargará de transformar la carretera en una vía urbana, al estilo de Mongat, donde ya existe un desdoblamiento y la antigua N-II tiene ahora tan sólo un carril por sentido.

Álvarez, Nadal y el alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, también acordaron integrar la red de ferrocarril en el entramado urbano de la ciudad, ya que las vías separan el barrio marítimo y el puerto del centro. Fomento realizará un estudio para definir alternativas de un nuevo trazado mediante el estudio de un nuevo trazado. El alcalde de Sitges, Jordi Baijet, también arrancó un compromiso del ministerio de estudiar como minimizar la actual barrera del tren.