Jueves, 24 de Abril de 2008

El Centro de medicina natural de Terrassa alertó del error de los componentes del fármaco

EFE ·24/04/2008 - 17:00h

EFE - Bidones de cerámica en una fábrica de Hermsdorf GmbH, en Hermsdorf, Alemania.

Terassa (Barcelona) 24 abr (EFE).- El Centro Menssana de Terrassa alertó al departamento de Salud y a los laboratorios del fármaco de la posibilidad de que los componentes utilizados en un fármaco de magnesio para una purga hepática no fuesen los correctos, ha confirmado hoy la profesora del centro Montserrat Lleonart.

El departamento de Salud confirmó ayer la muerte de una de las trece personas que consumieron un fármaco que por error se había etiquetado como sulfato de magnesio, pero que contenía sulfato de manganeso.

De las otras doce personas, ocho resultaron afectadas y fueron ingresadas en centros de Terrassa y Barcelona, si bien solo una de ellas se encuentra hospitalizada en observación.

Según el departamento de Salud, las trece personas asistían a una sesión sobre depuración hepática en el Centro de Medicina Natural Menssana.

Lleonart ha explicado hoy a Efe que a principios del mes de abril celebró una conferencia en la que se aconsejaba el uso de sal de epson juntamente con una dieta vegetariana para realizar una limpieza de hígado.

Unos días después, la profesora del centro empezó a recibir llamadas de familiares de varios de los asistentes, que habían empezado a manifestar síntomas como vómitos y náuseas.

A continuación se puso en contacto con la farmacia local donde se habían distribuido los medicamentos y con los laboratorios, y entonces se detectó que se había confundido la materia prima base, la sal de magnesio, con la sal de manganeso, convirtiéndola en tóxica, ha añadido Lleonart.

La profesora del centro se puso en contacto con el Departamento de Salud, que al conocer la noticia ordenó la retirada de los productos de las farmacias donde se habían distribuido.

Según Lleonart, "la sal de magnesio es completamente inofensiva y es muy práctica para realizar limpiezas de hígado, yo misma la he usado en varias ocasiones", y ha añadido que la primera intención fue ponerse en contacto con la gente que asistió a la conferencia, "pero setenta personas no son fáciles de recordar".

Lleonart también señala que es muy importante que la gente se ponga en contacto con las autoridades sanitarias o los centros de salud: "Nuestra intención era que no muriese más gente", señala.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad