Jueves, 24 de Abril de 2008

El alcalde no da la cifra de afectados por "cautela" y para no generar un exceso de demanda

EFE ·24/04/2008 - 12:00h

EFE - Operarios de la empresa concesionaria del servicio de aguas de Santander trabajan en una de las tuberias del suministro general de agua de la ciudad que sufrió una averia y ha provocado cortes y problemas de presión en las zonas más pobladas de la capital.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha eludido, por cautela y por no tener cifras exactas, cuantificar el número de vecinos que se han podido ver afectados por rotura de la tubería que ha dejado sin suministro de agua a gran parte de la ciudad.

De la Serna, en declaraciones a los periodistas, ha explicado que que no se puede hacer una estimación sobre el número de vecinos afectados por la rotura de la tubería y únicamente ha recordado que las zonas que se han quedado sin suministro son General Dávila, la Avenida de Los Castros, San Fernando, Cuatro Caminos y Numancia, parte de los barrios de Monte y Cueto y desde General Mola hasta Valdenoja, incluido El Sardinero.

"Hay que ser cautos porque los técnicos aún no disponen de cifras exactas", insistía el alcalde, para quien hacer estimaciones aproximadas sobre el número de afectados podría "provocar cierto alarmismo" y una demanda excesiva de agua que hiciera a los vecinos "tirar del abastecimiento" para rellenar botellas, bañeras u otros depósitos.

De la Serna ha explicado que, tras concluir a primera hora de la mañana la reparación de la tubería, ha comenzado el llenado de los depósitos, un "proceso largo" por el que se espera que, "si no se producen circunstancias anómalas", a media tarde se recupere la "normalidad" en todo el sistema.

Ya se ha conseguido que el depósito de Pronillo haya pasado de tener un nivel de 0,88 metros a comienzos de la mañana a 1,20 y, según adelanta el alcalde, cuando suba 50 centímetros más (1,70m), comenzará el llenado progresivo del resto de los depósitos de los que salen las canalizaciones a las diferentes zonas de la ciudad que están sin agua.

Ahora, señala el alcalde, se está haciendo un seguimiento de la tubería reparada y aunque se sigue manteniendo el caudal para suministrar los depósitos y las viviendas, "aún se detecta que existen pérdidas de aguas, no significativas, pero que es necesario reparar de manera definitiva, para proceder al llenado de la zanja".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad