Jueves, 24 de Abril de 2008

Los vecinos de Santander empezarán a recibir agua a las 11.00 horas, una vez reparada la tubería

EFE ·24/04/2008 - 12:00h

EFE - Operarios de la empresa concesionaria del servicio de aguas de Santander trabajan en una de las tuberias del suministro general de agua de la ciudad que sufrió una averia y ha provocado cortes y problemas de presión en las zonas más pobladas de la capital.

Los vecinos afectados por la rotura de la tubería principal de abastecimiento a la ciudad de Santander empezarán a recibir agua de manera progresiva desde las 11.00 horas, aunque el suministro no se estabilizará hasta esta tarde.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha anunciado en rueda de prensa que a las 9.00 horas ha quedado reparada la conducción general, que se rompió ayer sobre las 13.00 horas de manera fortuita.

Ni el Ayuntamiento ni la empresa Aqualia han facilitado el número de abonados que han resultado afectados, pero el listado de las calles a las que no llega el suministro se extiende por la mayor parte de la ciudad.

La tubería, de 900 milímetros, suministra agua a tres depósitos -Atalaya, Arna y el Abellano- que abastecen de agua a General Dávila, la Avenida de Los Castros, San Fernando, Cuatro Caminos y Numancia, parte de los barrios de Monte y Cueto y desde General Mola hasta Valdenoja, incluido El Sardinero.

Los técnicos municipales calculan que los depósitos tardan en llenarse dos horas, por lo que a partir de las 11.00 los vecinos de las zonas bajas de la ciudad podrán empezar a recibir agua, aunque el sistema no estará a pleno rendimiento hasta primeras horas de esta tarde.

El suministro ya ha quedado restablecido en Cazoña, La Calle Alta y la zona de Peñacastillo, afectadas por la rotura de una segunda tubería que traslada el agua a la ciudad desde El Tojo.

Esta tubería, que se rompió a la altura de Maliaño, quedó reparada a las 22.00 horas, si bien el agua no empezó a llegar a los depósitos hasta las 3.00 horas de esta madrugada.

La primera tubería se averió sobre las 13.00 horas a la altura de Cazoña por la rotura de la chapa que recubre su interior, lo que provocó una inundación que afectó a tres números de la calle Gerardo Diego, cuyos propietarios podrán reclamar por responsabilidad civil a la empresa Aqualia.

Unas 65 personas han trabajado desde entonces de manera permanente en la reparación, un trabajo que se complicó al concentrarse en el lugar cables de teléfono y de alta tensión y una tubería de conducción de gas que ha tenido que ser retirada por seguridad.

Según el alcalde, la reparación de la tubería no empezó hasta las 22.00 horas, cuando se consiguieron eliminar esos servicios.

Mientras, la empresa concesionaria del servicio del agua instaló un bombeo auxiliar que permitió restablecer parcialmente el servicio, aunque, según ha reconocido el alcalde, a las zonas altas o no llegó el agua o lo hizo con poca presión.

La tubería ha quedado reparada a las 9.00 horas, con la participación de los técnicos de Aqualia, empresas contratadas para la soldadura y la obra civil y personal del Ayuntamiento.

Cuando la empresa concesionaria estaba reparando esa conducción general, se rompió, sobre las 17.00 horas, una segunda tubería de 600 milímetros de diámetro a la altura de la Gasolinera de Maliaño que traslada el Agua desde El Tojo hasta Santander. Esta avería quedó reparada a las 22.00 horas.