Jueves, 24 de Abril de 2008

De Boer cree que hay que cambiar "cuanto antes" al biocombustible de desechos

EFE ·24/04/2008 - 13:24h

EFE - El secretario general de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Yvo de Boer, durante una rueda de prensa en el Centro de Convenciones de Budapest (Hungría), el pasado 9 de abril.

El secretario ejecutivo de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático, Yvo de Boer, dijo hoy que para superar el "dilema" al que se enfrentan actualmente los biocombustibles es necesario pasar "cuanto antes" a los de segunda generación, fabricados a partir de desechos.

"Estamos ante un dilema. Por una parte (los biocombustibles) son una buena oportunidad para salir de los fósiles y lograr menos emisiones, pero al mismo tiempo la producción de maíz, soja o caña de azúcar para producirlos está desplazando cosechas agrícolas y causando que suban los precios de los alimentos", señaló.

De Boer hizo estas declaraciones en una rueda de prensa durante un foro nacional sobre Cambio Climático e Innovación Científica y Tecnológica que se celebra en Pekín.

"La salida es movernos tan rápido como sea posible a la segunda generación de biocombustibles, descansar en los materiales de desecho y salir de este dilema", explicó.

Añadió que aunque hay ya biocombustibles de segunda generación, "parte del problema es que son aún muy caros y hacen falta inversión y desarrollo para abaratarlos".

Nacidos como una de las alternativas "verdes" al petróleo, los biocombustibles han sido acusados este mes por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) de ser culpables de la crisis global desatada por el alza de los precios de los alimentos.

Sin embargo, algunos de los principales productores, como Brasil, han respondido que la responsabilidad de la actual crisis, lejos de ser la bioenergía, es el proteccionismo de los países desarrollados, que "distorsiona" los mercados e impide el desarrollo de las naciones más pobres.