Jueves, 24 de Abril de 2008

El Gobierno intensifica las vías diplomáticas y de disuasión con el envío de un avión militar

EFE ·24/04/2008 - 12:58h

EFE - Imagen cedida por la familia Pillado, del atunero "Playa de Bakio", que permanece secuestrado en aguas de Somalia.

El Gobierno ha intensificado hoy las medidas tanto diplomáticas y políticas en Somalia, como de disuasión de los secuestradores con el envío de un avión militar de patrulla marítima a la zona en que piratas marítimos tienen retenido al pesquero "Playa de Bakio".

Así, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha informado hoy de que el Ejecutivo ha enviado un avión P-3 Orión, especialmente diseñado para la patrulla marítima, el reconocimiento y la lucha antisubmarina, a la zona para apoyar a la misión de rescate en la que también participa la fragata "Méndez Núñez".

Por otra parte, el ministro ha apuntado que el embajador de España desplazado a Mogadiscio para facilitar la liberación de los pescadores ya ha mantenido encuentros con el primer ministro de Somalia, el ministro de Interior, el responsable de policía y el jefe de la misión de la Unión Africana.

"El objetivo es determinar la mejor manera de resolver este caso", ha dicho el ministro, que ha rehusado dar más detalles dada la importancia de mantener la "discreción y prudencia en todas las gestiones".

Además, el Gobierno ha encargado al representante permanente de España en la ONU que trabaje intensamente en el seno de esta organización para impulsar "un mecanismo de disuasión y combate de la piratería en aguas del Océano Índico".

Se trata de crear un sistema colectivo de seguridad en alta mar con el objetivo de vigilar y controlar las zonas en las que se registran actos de piratería, y de establecer un mecanismo de cooperación entre Estados para que se persiga y, en su caso, se extradite a las personas que incurran en este tipo de actos.

En la UE también se va a estudiar una propuesta similar por la que se desarrollará un mecanismo de ayuda mutua contra casos de piratería marítima, problema que "requiere un enfoque coordinado para la protección de nuestros buques y tiene cabida dentro de la nueva política marítima europea", ha asegurado el comisario europeo de Pesca, Joe Borg, en respuesta a una interpelación.

En cuanto a las medidas para resolver este asunto, también el PP es partidario de "intensificar la diplomacia" como vía para resolver la situación, defendió hoy la diputada popular y vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor, quien ha asegurado que su partido "está para apoyar todas las actuaciones que conduzcan a la liberación" de los marineros "con diplomacia y con rapidez".

Pastor tuvo un recuerdo especial para los ocho gallegos que forman parte de la tripulación del "Playa de Bakio": Ignacio Abal González, Amadeo Álvarez Gómez, Jesús Albar Silva, José Manuel Vaz Márquez, Ángel Fernández, Jesús Pillado Santos y Cándido Senra Lorenzo.

Además, la tripulación cuenta con cinco marineros vascos: Juan Pedro Sesma Urresti, Iñaki López Urkiola, Gotzon Clemos Aldama, Mikel Arana Iñarra y Jaime Francisco Candamil.

Ainhize, hija del marinero de Lekeitio (Vizcaya) Juan Pedro Sesma, ha pedido "espacio y tranquilidad" para las familias ante la convicción de que su liberación será un proceso "un poquito largo".

Ainhize ha pedido "cautela y prudencia para que todo salga bien" y ha instado a "dejar trabajar al Gobierno y a las instituciones, que lo están haciendo muy bien" y en quienes confía "totalmente", y ha deseado que "se haga todo (la liberación de los marineros) pacíficamente, diplomáticamente".

También ha enviado su "apoyo, afecto y cercanía" a las familias el portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, quien ha mostrado su "satisfacción" por el proyecto de resolución que presentarán Francia y Reino Unido en el Consejo de Seguridad de la ONU y ha sugerido la posibilidad de que Naciones Unidas celebre una Convención para la lucha contra la piratería y la delincuencia organizada en los mares.

Finalmente, y en cuanto al estado físico de los marinos, Moratinos se ha referido a las conversaciones que éstos mantienen con sus familiares y ha confirmado que "dentro de la situación dramática que están viviendo, están tranquilos y bien".