Miércoles, 23 de Abril de 2008

En paradero desconocido el ex novio de una joven asesinada

La víctima denunció a su ex pareja por malos tratos

PÚBLICO ·23/04/2008 - 22:17h

La Guardia Civil proseguía con la búsqueda del ex novio de la joven de 19 años cuyo cadáver fue hallado el pasado lunes en el interior de un embalse de riego en Pilar de la Horadada, a 86 kilómetros de Alicante. Fuentes de la investigación confirmaron que el sospechoso, de 30 años y nacionalidad ecuatoriana, trabajaba desde 2005 en una empresa situada junto a la balsa donde apareció el cuerpo de la mujer, informa Europa Press.

La joven había desaparecido hacía una semana, el mismo tiempo que podría llevar muerta, como revelaba su avanzado estado de descomposición. Fue la tía de la chica quien denunció su ausencia, el pasado 15 de abril, e informó a las fuerzas de seguridad de la posibilidad de que se hubiera fugado con su ex novio, residente en el mismo municipio.

Ahogada en una balsa

Los bomberos rescataron el cuerpo sin vida de la mujer. Fue el propietario de una finca agrícola quien localizó el cadáver en el embalse, que se encontraba en uno de sus niveles más bajos y tan sólo tenía en torno a un metro de agua.

Las características de la finca y del embalse, rodeado por una valla de aproximadamente 1,80 metros de altura, apuntaron desde un primer momento a que el cuerpo pudo ser arrojado a la balsa por encima de la verja. La complejidad de acceso hizo necesaria la presencia de los bomberos.

De la primera inspección se extrajo que el cuerpo era el de una joven de entre 20 y 30 años, de cabello rubio y que podría corresponder con el de una ciudadana de Europa del Este. Pero la autopsia reveló que el cadáver se correspondía con L. J. J., la chica desaparecida de su domicilio en Pilar de la Horadada.

Atada de pies y manos

En el Instituto Armado descartan que la muerte fuera fortuita, ya que el cadáver se encontraba atado de pies y manos. Además, una rueda metálica le rodeaba la cintura, para que el peso hundiera el cuerpo en el fondo de la balsa.

Tras identificar a la víctima, la Guardia Civil inició la búsqueda de su ex pareja, que dejó de acudir a su lugar de trabajo pocos días antes de que la víctima desapareciera. De hecho, el hombre ya había sido denunciado por la joven el pasado mes de diciembre por presuntos malos tratos a su pareja. Por ese motivo, el juez había dictado una orden de alejamiento.

Finalmente, la mujer retiró la denuncia

Las principales pesquisas se centran en localizar al sospechoso, aunque los agentes no descartan otras líneas de investigación. Los agentes registraron la vivienda que la ex pareja de la joven compartía con otras dos personas.

Fuentes cercanas al caso sospechan que en la muerte de la chica pudo haber al menos dos personas implicadas, ya que parece difícil que una sola pudiera arrojar el cadáver por encima de la valla.

Mientras, hoy se celebrará el funeral por la víctima. El Ayuntamiento de Pilar de la Horadada declaró dos días de luto oficial. Los vecinos se concentraron en señal de repulsa por el crimen ante las puertas del consistorio. Fuentes municipales señalaron que la familia de la chica está “destrozada”, especialmente sus tías y su abuela, que vivían con ella.