Miércoles, 23 de Abril de 2008

Los números rojos, un adversario tan temible como Obama

La ex primera dama no puede competir con el saneado estado de las cuentas de la campaña del senador por Illinois, quien según el Financial Times inició abril sin deudas y con 42,5 millones de dólares en su haber

TRINIDAD DEIROS ·23/04/2008 - 21:54h

Los votos en las primarias no sólo se reflejan en el número de delegados, sino también en el dinero que va a parar a las arcas de los candidatos. Este factor en esta ocasión parece más fundamental que nunca, dado que esta campaña está siendo la más larga y cara de la historia de EEUU.

En coherencia con unas encuestas que apuntan a que Obama es el favorito para la mayoría de los votantes demócratas, las dificultades financieras por las que está pasando Hillary Clinton son un buen termómetro de cómo su candidatura no despierta igual entusiasmo que las propuestas de cambio de su rival.

Frente al saneado estado de las cuentas de la campaña del senador por Illinois, quien según el Financial Times inició abril sin deudas y con 42,5 millones de dólares en su haber, Clinton está en números rojos.

A principios de mes, sólo contaba con 8,6 millones de dólares. Eso sin contar con los más de diez millones de deudas que había acumulado ya.

Podría haber sido peor. Clinton recaudó en marzo 20 millones de dólares gracias a sus victorias en Texas y Ohio. Un dinero que sólo consiguió que el agujero no se ahondara aún más, lo que hubiera forzado a la aspirante a hacer lo que no ha conseguido la ventaja que le lleva su contrincante: retirarse de la competición.

Las dificultades económicas de Clinton no son cosa nueva. En enero, se vio forzada a poner cinco millones de dólares de su elevado patrimonio familiar para financiar su campaña.

Un problema añadido con el que se encuentra es que muchos de sus donantes han superado el límite legal del dinero que pueden aportar en esta fase de la competición, mientras que Obama puede recurrir de nuevo a muchos de sus benefactores.

El 40% de los 235 millones de dólares recaudados por el senador procede de aportaciones inferiores a 200 dólares, mientras que sólo el 23% de los 189 millones obtenidos por Clinton proviene de pequeños óbolos.

Su victoria en Pensilvania le está reportando dinero (2,5 millones en unas pocas horas), pero no el suficiente para ponerse a la altura de Obama. Los analistas estiman que necesitará entre 30 y 40 millones para concluir la campaña. Por eso, la senadora se ve forzada a pedir a sus seguidores que pasen por su página web o, lo que viene a ser lo mismo, por caja.

Noticias Relacionadas