Miércoles, 23 de Abril de 2008

Al equipo de Rajoy no le gustan las primarias

Los críticos, por contra, sostienen que la actual elección de compromisarios está "cocinada", como demuestra que sólo se haya votado en el 16% de las asamblea

MARÍA JESÚS GÜEMES ·23/04/2008 - 21:47h

MÓNICA PATXOT - El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, en la lectura de 'El Quijote' para festejar el Día del Libro.

En plena crisis del PP, su democaracia interna está bajo observación. Mariano Rajoy ha repetido en numerosas ocasiones que cualquier militante tiene derecho a presentar una candidatura alternativa a la suya en el XVI Congreso Nacional de junio. "No puede haber una muestra más significativa de que todo funciona democráticamente", dicen sus colaboradores más cercanos.

Sin embargo, desde que Esperanza Aguirre amagara con disputarle el liderazgo, la situación se ha enredado. Las prisas de los barones, advirtiendo de que los compromisarios de sus respectivas organizaciones están a la disposición de Rajoy, han cerrado la puerta a otras opciones y son cada vez más las voces que critican que también se trate de clausurar el debate precongresual.

Para fomentar la participación de los afiliados, el PP de Madrid ha propuesto que se celebren primarias. Su idea es que cuando haya que elegir el candidato de su formación para las elecciones de 2012, los más de 700.000 militantes y no un número limitado de compromisarios puedan decidir el nombre.

La iniciativa ha surgido del distrito madrileño de Salamanca, uno de los baluartes de Aguirre. Su impulsor, Iñigo Henríquez de Luna, que ya lo defendió durante el último Comité Ejecutivo regional, piensa ahora presentarlo en forma de enmienda a la ponencia de Estatutos.

Pacto de silencio

La lideresa se apresuraba ayer a decir que pensaba estudiar "con cariño" la propuesta, mientras desmentía que hubiera llegado a ningún pacto de silencio con Rajoy. Pero los que rodean al jefe de la oposición consideran que un sistema de primarias "no va a cuajar en el PP". "Ya fue un desastre para el PSOE y por nuestra propia organización interna tampoco podría resultar", comenta un diputado.

Un proceso de primarias "no implica necesariamente una mayor democracia"

Además, para el secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Luis Ayllón, un proceso de primarias "no implica necesariamente una mayor democracia".

"A quién se le ocurre que un partido elija a su líder, que éste se tire tres años siendo el rostro de la oposición y luego, cuando faltan seis meses para las elecciones, se le cambia. Desde luego, si nos dedicamos a luchar entre nosotros, perderemos las elecciones de 2012", advierten desde el PP.

En Génova les cuesta ver a Aguirre como Hillary Clinton y a Rajoy, como Barack Obama. Pero no todos lo observan con tanto recelo. Y algunos confiesan que "cada vez hay más gente a la que esa musiquilla no le suena tan mal".

Preocupado

Rajoy observa con preocupación cómo el partido se le revoluciona. La férrea disciplina impuesta por José María Aznar parece haber saltado por los aires. En el PP aún hay quien recuerda que al ex presidente del Gobierno muy pocos se atrevían a llamarle por su nombre de pila. A Rajoy, sin embargo, la mayoría le llama Mariano a secas.

Pero es que Aznar era respetado y temido. Por eso mismo nadie osó discutirle que eligiera a Rajoy como su sucesor. La designación a dedo aún es defendida dentro del PP. "Hubo una junta directiva, el día 2 de septiembre de 2003, en la que se le ratificó", explican.

Es cierto que salió elegido por unanimidad -de los 504 cargos que asistieron, sólo hubo un voto en blanco-, pero su liderazgo no se vio reafimado hasta el 15º congreso de 2004, donde obtuvo 2.479 votos de los 3.028 compromisarios que habían acudido a la cita. Ahora, a dos meses de que se repita un escenario similar, comienzan a reclamarse nuevos mecanismos para favorecer la participación. Y no se habla sólo de primarias, sino también de otros cauces, como rebajar los avales, elegir a los compromisarios de otra forma...

Algunos dirigentes del PP, escudándose en el anonimato, denuncian que la elección de compromisarios está "muy cocinada"

Algunos dirigentes del PP, escudándose en el anonimato, denuncian que la elección de compromisarios está "muy cocinada". Curiosamente, de las 1.294 asambleas convocadas, en 1.077 no ha hecho falta votar porque el número de militantes que se han presentado se ajustaba al que se solicitaba. Sólo hubo urnas, por tanto, en el 16% de las asambleas.

Sin embargo, desde la dirección conservadora defienden que "la combinación de compromisarios natos y electos garantiza que las bases están representadas", y recuerdan, además, que el voto de los miembros que acudirán al Congreso es individual.

Último recado

Un miembro del PP cree que no existe una auténtica democracia interna en sus filas y que si la hubiera sería peor porque podría llegar a fracturar el PP. La mejor receta, en su opinión, es apelar constantemente a la unidad interna. En este sentido, Rajoy reafirmó ayer su voluntad de "integrar a todo el mundo" y aseguró que de cara al congreso intentará hacer "las cosas con el mayor sentido posible, atendiendo a aquella gente que ha confiado en nosotros". El líder del PP, que participó en la lectura de El Quijote, dijo que le regalaría a Aguirre "El juego del ángel" de Carlos Ruiz Zafón. 

A mediados de mayo llegan las enmiendas

compromisarios
Las direcciones provinciales remiten desde ayer a la nacional la lista de sus compromisarios. Se dan unos días de plazo para reclamaciones y se emite el censo.

ponencias
Los ponentes ya están trabajando en ellas . El 12 de mayo se envían los borradores a la sede y, tras ser revisados, se remiten a los compromisarios. La de Estatutos concentra todas las miradas.

enmiendas
Hasta el 26 de mayo, se abre el período de enmiendas. "Es el momento del gran follón", dicen en el PP. Comienzan las negociaciones. Para debatir una en pleno, se necesita el apoyo de un 30 % de los compromisarios.

Noticias Relacionadas