Miércoles, 23 de Abril de 2008

Fidel Castro reaparece en el cese de un ministro

Denuncia su incompetencia y sus viajes al exterior

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·23/04/2008 - 21:43h

EFE / ALEJANDRO ERNESTO - El ex ministro de Educación, con Fidel Castro durante un acto en 2004.

Fidel Castro ya no es el presidente del Consejo de Estado de Cuba y su hermano Raúl monopoliza la atención de los medios de comunicación. Sin embargo, Fidel continúa siendo el líder que marca hasta dónde pueden llegar los cargos políticos de la isla.

Ayer el ex presidente de Cuba dedicó la última de sus "reflexiones" al cese del ministro de Educación, una noticia que los medios oficiales habían anunciado de forma escueta.

Luis Ignacio Gómez Gutiérrez, ministro de Educación durante los últimos 18 años, fue destituido el lunes después de intensos debates sobre la situación del sistema educativo, uno de los pilares de la sociedad cubana que en los últimos meses estaba recibiendo duras críticas por su deterioro.

En su artículo, Fidel Castro anunció que Gómez Gutiérrez, estaba "agotado" y falto de "conciencia revolucionaria". El secretario general del Partido Comunista de Cuba también reveló que el ex ministro viajó al exterior más de 70 veces en los últimos diez años para exaltar "una obra que fue fruto genuino de numerosos cuadros revolucionarios y no personal, como pretendía hacer creer a los invitados".

Consultado

Para eliminar cualquier interpretación, Castro no ocultó su intervención: "En este especial e importante caso, aparte de mis apreciaciones personales, fui consultado e informado plenamente", asegura Castro en el artículo publicado por el Granma.

El comunicado oficial indicó que el Consejo de Estado había destituido a Gómez "a propuesta del Buró Político del Comité Central" del partido comunista, destacando así el escalafón institucional en Cuba.

Fidel Castro pasó a su hermano Raúl los principales cargos institucionales, pero conserva el puesto de primer secretario del partido, y por tanto jefe de su Buró Político, del que partió la iniciativa del cese del ministro.

Fuentes cubanas aseguran que Gómez Gutiérrez fue sometido a una evaluación "popular" y el resultado obtenido no fue lo bastante bueno como para permitirle continuar en el cargo.

La nueva ministra será Elsa Velázquez Cobiella, de 52 años, hasta ahora rectora del Instituto Superior Pedagógico Frank País, de Santiago.

La escasez de recursos ha acentuado el deterioro del sistema escolar en Cuba, que sólo logró sostenerse mediante el incremento presupuestario, a costa de otras áreas, y las donaciones. La falta de maestros con experiencia se hizo evidente y se tuvo que recurrir a los llamados "maestros emergentes", jóvenes que a veces tienen la misma edad que sus alumnos.

En septiembre, Raúl Castro propuso abrir un debate de dos meses para revitalizar el sistema educativo. La primera conclusión de ese debate fue pedir el cese del ministro.

Con este cambio son ya cinco los ministros que han caído desde que Fidel se retiró en 2006. Cuatro de ellos, los de Comunicaciones, Transportes, Justicia y Recursos Hidráulicos, fueron reemplazados durante los 19 meses de presidencia interina de Raúl.  

Artistas y escritores contra el destituido

En el séptimo congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, celebrado a principios de este mes, se tomó la decisión definitiva de destituir al ministro de Educación, uno de los cargos estrella que hay en Cuba. Según detalla el diario mexicano ‘La Jornada', fue en este encuentro donde se escucharon duras críticas a su responsable, entre ellas la de la ensayista Graziela Pogolotti, quien pidió "reconsiderar el tratamiento al maestro", tanto en el salario como en su reconocimiento social, así como rescatar la deteriorada tradición pedagógica del país.

En este foro, el cineasta Alfredo Guevara exigió "rectificaciones de fondo", tras preguntar: "¿Puede la escuela primaria y secundaria y el pre (bachillerato), tal cual han llegado a ser y ‘regenteadas' por criterios descabellados e ignorantes de principios pedagógicos y psicológicos elementales, ser formadora de niños y adolescentes?". Es evidente que la respuesta fue que no.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad