Miércoles, 23 de Abril de 2008

Pescanova analizará sus planes de expansión en 2010 por tener las necesidades cubiertas

EFE ·23/04/2008 - 22:57h

EFE - El presidente de Pescanova, Manuel Fernandez (c), durante la celebración hoy de la junta general de accionistas.

El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, ha indicado hoy que la multinacional viguesa analizará nuevos proyecto de expansión en 2010, ya que sus necesidades, por ahora, están cubiertas con la recién inaugurada planta de rodaballo de Xove (Lugo) y la que está en construcción en Mira (Portugal).

En declaraciones a los periodistas, tras la celebración de una junta general de accionistas, Fernández de Sousa señaló que "por el momento" con esas dos plantas, la ya operativa de Galicia y la de Portugal, que será inaugurada a finales del próximo mes de noviembre, Pescanova ha cubierto las inversiones en materia de rodaballo.

Fernández de Sousa lamentó que, en su día, la Xunta no permitiera a Pescanova instalarse en Touriñán (A Coruña) por motivos medioambientales y aseguró que nunca hubo "una razón real" para no poder asentarse en ese enclave, sino que primaron más cuestiones políticas de "última hora".

El presidente de Pescanova confesó que ese desvío de la planta de rodaballo, prevista en Touriñán, "nos dolió" por los lazos con Galicia y porque esa "discusión fuerte" con la Xunta, les hizo perder tres años y medio en sus proyectos de expansión.

Sobre el Plan Acuícola de Galicia, todavía por aprobar y en fase de alegaciones, Fernández de Sousa se congratuló de que revise ahora criterios como las denominadas Red Natura, en donde ahora sí se autorizará la instalación de empresas de otros sectores, dijo.

"Nos duele que en ese Plan Acuícola a otros les vayan a autorizar lo que a nosotros nos denegaron", argumentó el presidente de Pescanova, quien aseguró que el objetivo inmediato de la empresa ahora es acabar en un tiempo "récord" la planta de Mira.

Fernández de Sousa aseguró, no obstante, que las relaciones con la Xunta ya se restablecieron en los últimos tiempos y reiteró que "la pena" es no poder invertir en Galicia.

En cuanto a si la situación actual de desaceleración de la economía está afectando a las ventas de Pescanova, Fernández de Sousa reconoció que, aunque esa crisis económica nos afecta a todos", la proteína de origen marino "puede resistir el envite" de este momento.

Con respecto a los recientes fallecimientos por la variante humana de la enfermedad de las "vacas locas" en España y si esos casos pueden hacer que los consumidores compren más pescado, Fernández de Sousa comentó que, por lo general, ante una crisis cárnica suelen beneficiarse otros productos, como el pollo o el cerdo.

En las jornadas en las que se supo de esos casos de "vacas locas", el grupo Pescanova experimentó una subida considerable en la Bolsa, un hecho que minimizó el presidente calificándolo como un incremento "puntual" y a corto plazo.

En cuanto a los resultados obtenidos por Pescanova durante el pasado ejercicio, el beneficio antes de impuestos fue superior a 25 millones de euros, lo que representa un incremento del 11,1 por ciento sobre el año 2006.

El grupo Pescanova facturó durante 2007 un total de 1.293 millones de euros, que generaron unos recursos brutos consolidados por importe de más de 122 millones, que representa un 15 por ciento del capital social.

Pescanova ha crecido, fundamentalmente, durante el ejercicio anterior fuera de España y las previsiones pasan por seguir aumentando su presencia en la Unión Europea y EEUU.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad